Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Zaragoza inicia su sexta semana de trabajo en casa a la espera de instrucciones

La plantilla sigue con su plan de entrenamientos caseros con un ojo puesto en las reuniones entre la Liga y la Federación Española.

Algunos de los jugadores del Real Zaragoza, en sus domicilios durante el confinamiento.
Alberto Soro se ejercita en su domicilio.
Heraldo.es

A la espera de las instrucciones de las autoridades sanitarias y con un ojo puesto en las reuniones entre el Consejo Superior de Deportes, la Real Federación Española de Fútbol y la Liga, los futbolistas y el cuerpo técnico del Real Zaragoza continúan ejercitándose en sus domicilios. La actual es ya la sexta semana completa de entrenamientos caseros, prácticamente ya 40 días de cuarentena en la que los jugadores del primer equipo están siguiendo un plan específico para ejercitarse en sus hogares. El objetivo de los preparadores de la primera plantilla es que, dentro de lo posible en las actuales circunstancias, los jugadores mantengan el estado de forma que sostenían a principios de marzo, cuando enlazaban, de forma consecutiva, diez jornadas seguidas sin perder. De hecho, a estas alturas, el Real Zaragoza sigue sin haber perdido un partido de liga en el 2020 –sí que cayó derrotado 0-4 en los octavos de final de la Copa del Rey frente al Real Madrid–. Era el único de la categoría sin haber perdido un encuentro oficial en Segunda y, a día de hoy, sigue siéndolo...

Con el objetivo de continuar con esta senda ganadora en la hipotética vuelta de la competición, los futbolistas se ejercitan diariamente en sus residencias, en una rutina que incluye trabajo físico en seis de los siete días de la semana. "Al principio, pensando que iba a ser más corto el periodo de cuarentena, planteamos un trabajo de mayor exigencia, pero al ver que se prolongaba, decidimos adaptar la programación", relataba hace unos días Roberto Cabellud, preparador físico del Real Zaragoza. "Después de la primera semana de mayor trabajo e implicación por parte de todos, ahora los jugadores han cogido una dinámica muy completa, han asimilado una rutina diaria y casi vamos en piloto automático: no hace falta perseguir a nadie, sino todo lo contrario", abundaba en su radiografía de la anodina situación que viven desde hace seis semanas los jugadores y el cuerpo técnico del club.

Así, todos los estamentos del club, desde la primera plantilla hasta la directiva, se encuentran a la espera de acontecimientos y de las instrucciones de las autoridades sanitarias para reanudar la vuelta presencial a los entrenamientos y a la disputa de los partidos oficiales que restan para terminar el campeonato. "Respecto de la fecha en la que se pueda volver a jugar a fútbol, todo va a venir marcado por las autoridades sanitarias del Gobierno. Hasta que no haya una seguridad y una garantía médico-sanitaria que nos permita un estado de normalidad, creo que será difícil que se juegue", subrayó hace unos días el presidente Christian Lapetra en una conferencia telemática con los medios de comunicación aragoneses. El Real Zaragoza sigue a la espera de instrucciones y con un ojo en los informativos mientras sigue trabajando telemáticamente desde casa.

Etiquetas
Comentarios