Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"Con la rebaja salarial todos hemos hecho un esfuerzo, ya no va a ser nada igual"

Alberto Zapater, el capitán del Real Zaragoza, valora públicamente la excepcional circunstancia que ha llevado a la plantilla a rebajarse el sueldo entre el 20 y el 30% y al club a aplicar un ERTE en toda la entidad.

Alberto Zapater, en la Ciudad Deportiva.
Alberto Zapater, en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

El Real Zaragoza SAD, después de varios días de negociaciones entre la entidad -con el director general Luis Carlos Cuartero al frente- y los cinco capitanes -Zapater, Ros, Cristian Álvarez, Eguaras y Guitián, hizo oficial en la tarde de este jueves, 2 de abril de 2020, la rebaja salarial de la primera plantilla profesional, a la que se suman los miembros del cuadro técnico: Víctor Fernández, José Luis R. Loreto y Roberto Cabellud. Y, asimismo, la aplicación de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para la totalidad de los empleados de la SAD que no son los componentes del primer equipo. 

El club, en su nota oficial, no especificó cifras ni porcentajes. Los protagonistas quieren poca publicidad sobre los números, que oscilan entre el 20% y el 30% de lo que todos tenían comprometido contractualmente para esta temporada 2019-20, ahora inconclusa. Pocas horas más tarde de ese anuncio, Alberto Zapater, el primer capitán del equipo, fue el encargado de deja patente la visión que se tiene en el vestuario de esta medida extraordinaria.

“La situación en el Real Zaragoza es la que es, como sucede en toda España, en todo el mundo, en estas circunstancias sociales. Creo que nosotros hemos hecho un esfuerzo. Todas las partes. Y a otra cosa. Era lo que tocaba, lo que había que hacer ahora”, asegura el cincovillés sin entrar en más detalles de entrada. 

Al gremio de futbolistas, como a todos los sectores que tienen radicación en el macro negocio del fútbol (supone más del 1,3% del Producto Interior Bruto de la economía española en estos momentos), el problema pandémico mundial que ha paralizado todas las competiciones les supone un evidente cambio de paso. “Ahora hay que desear que todo vuelva a la normalidad cuanto antes. Es una situación que no entraba en los planes de nadie y que toca asumir. No podemos pensar que lo que sucede no nos afecta. Formamos parte de este mundo. Y esto también incluye al fútbol y al club”, remarca Zapater. 

Los jugadores blanquillos son sabedores de que las finanzas del Real Zaragoza se mueven hace años en un estrecho margen de maniobra. Los patronos de la Fundación Zaragoza 2032 evitaron en 2014 la desaparición, la liquidación del viejo club. Y se hicieron cargo de una deuda, de un roto contable dejado por el agapitismo previamente, del que se intenta salir a largo plazo. Por esto, esta incidencia mundial de grandes consecuencias, es un serio bache que habrá que solventar a futuro con sumo cuidado.

“Se nos explicó lo que requería la SAD en estos momentos. Hemos procurado ser todos honestos, transparentes. Y se ha llegado a un acuerdo, lo que todos hemos creído que era lo mejor. Ojalá esto solucione el problema del club. Esperemos que no lo haya”, deseó Zapater al introducir más matices de hondura en la descripción de lo que han sido las negociaciones de estos días precedentes. 

El de Ejea de los Caballeros anuncia una percepción cada vez más extendida desde el confinamiento y la parálisis de buena parte de los centros de producción en España y el mundo. “Eso es algo que va a vivir todo el mundo del fútbol. Durante un tiempo ya no va a ser nada igual. Tanto por el tema económico, como por los aficionados, como por el propio producto. La gente ya no va a tener tanto poder adquisitivo”, dice Zapater. 

Y, por último, Alberto Zapater termina su análisis con una amplia reflexión sobre el presente de la mayoría de los ciudadanos. “A quienes estamos en este mundo del fútbol, lógicamente, nos preocupa lo que va pasar. Pensar en el futuro lo hemos hecho todos estos días. Pero no evadimos la realidad: cada día hay gente muriendo y, a partir de ahora, va a haber otra gente que lo va a pasar muy mal económicamente. Gente que igual ha abierto un bar o un negocio hace un mes y… va a ser un tiempo difícil para todos. Quiero dar ánimo a esa gente que está sufriendo esta pandemia en lo personal, en lo profesional, sin entrar en el terreno del zaragocismo y el fútbol. Eso es una ilusión, una pasión, pero ahora solo importa la salud de las personas y que no siga muriendo tanta gente. Un día el fútbol volverá y lo disfrutaremos todos juntos”, concluyó el '21' blanquillo.

Etiquetas
Comentarios