Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Biel Ribas se va del Fuenlabrada: primer problema legal en la actual crisis

El veterano guardameta del club madrileño de Segunda División no ha aceptado la prórroga de su contrato más allá del 30 de junio (cuando finaba) y ya ha sido baja en su plantilla. 

Biel Ribas, portero del Fuenlabrada, detiene un balón por alto ante Blanco, en el partido jugado en La Romareda hace pocas semanas, a mitad de febrero (0-0).
Biel Ribas, portero del Fuenlabrada, detiene un balón por alto ante Blanco, en el partido jugado en La Romareda hace pocas semanas, a mitad de febrero (0-0).
Toni Galán

Biel Ribas, portero del Fuenlabrada, equipo de Segunda División y compañero de viaje del Real Zaragoza, acaba de generar jurisprudencia en el nuevo estatus en el que se está moviendo la liga española desde el estallido de la crisis del coronavirus, el decreto de estado de alarma en España y la orden de confinamiento de toda la población. Es decir, las causas por las que, entre otros miles de aspectos de la vida, el fútbol se ha colapsado sine díe. 

Al mediodía de este viernes, 3 de abril, Biel Ribas y el Fuenlabrada han anunciado que el jugador deja de pertenecer a la disciplina del club madrileño. Se va. Ya mismo, de inmediato. 

O sea, si la liga se reanuda dentro de unas semanas, según los diversos planes que manejan la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Federación Española (RFEF) y los organismos internacionales (UEFA y FIFA), el Fuenlabrada ya no tendrá al que ha sido su portero titular durante la mayor parte de la campaña sí dirimida, desde agosto hasta el 8 de marzo (31 jornadas).

La causa es la que sigue a continuación. El Fuenlabrada le había ofrecido prorrogar su contrato al portero balear de 34 años, compromiso que fina el próximo día 30 de junio (hecho que en las filas fuenlabreñas ha sido abordado con toda la plantilla excepto tres futbolistas, pues todos acaban contrato el último día de junio. Y Biel Ribas ha dicho no. No quiere seguir más tiempo en Fuenlabrada.

El presidente fuenlabreño, Jonathan Praena, ha dialogado en las últimas fechas con todos los jugadores que acaban ese compromiso a 30 de junio para garantizarles el salario íntegro del contrato que rige actualmente a cambio de que acaben la temporada si es que, como empieza a valorarse ya por parte de todos los órganos implicados, es necesario ocupar parte del calendario (o todo) de la próxima temporada 2020-21, o sea, irse más allá de esa simbólica fecha del 30 de junio referida. Todos han dado el sí, excepto Biel Ribas y un segundo jugador cuyo nombre aún no ha trascendido.

La propuesta del club del sur de Madrid iba incluida dentro de una promesa de no aplicar un ERTE si todos los jugadores aceptaban al unísono las condiciones del Fuenlabrada. El hecho de que Biel Ribas (y su colega aún anónimo) se hayan negado a firmar ha causado una fractura interna en el vestuario que ya ha tenido la primera consecuencia: el portero ha dejado de militar en el club y, de mutuo acuerdo, ya ha firmado su finiquito. La otra consecuencia será, seguramente, que el club ponga en marcha un ERTE.

Con esta decisión de Biel Ribas, su final abrupto en el Fuenlabrada, se pone nombre, apellidos y radicación en un club a uno de los problemas que pueden surgir dentro del ámbito laboral  -y del derecho que ampara a los profesionales- en el terreno de las atípicas prórrogas de contratos y cambio de ventanas de fichajes que la FIFA anunció la semana pasada que iba a poner en funcionamiento en todo el mundo, en las ligas más importantes, para garantizar la finalización de las ligas interrumpidas y evitar pérdidas multimillonarias al macro negocio del balompié. Un caso, el de Ribas, que ya es un paradigma que se nombrará como referencial en lo sucesivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión