Despliega el menú
Real Zaragoza

Opinión

Fútbol de primavera en verano

ACTUALIZADA 02/04/2020 A LAS 02:00
El encuentro entre la SD Huesca y el Real Zaragoza, en imágenes.
El encuentro entre la SD Huesca y el Real Zaragoza, en imágenes.
Rafael Gobantes

Con suerte, con mucha suerte, este año tendremos fútbol de primavera en verano. La UEFA, el máximo organismo del balompié en Europa, despejó este miércoles el calendario de los clubes dejando de lado los compromisos estivales de las selecciones. Un gesto, una decisión, que sigue la misma pauta marcada por las ligas y las federaciones, incluida la española: el objetivo único es que esta temporada termine sí o también. Hay demasiado –dinero– en juego. Si el coronavirus y su curva de contagios lo permiten, la Segunda División española, así como el resto de competiciones importantes del fútbol europeo, se decidirán este año en verano. Los títulos, los ascensos y los descensos, el fútbol más bonito, el habitual de primavera, se jugará este 2020 –en el mejor de los escenarios– a 40 grados, en las noches de verano, un periodo vacacional para la mayoría. 

El Real Zaragoza y el Huesca, los dos representantes aragoneses del fútbol profesional, pelearán por subir a Primera División en julio y, quizá, agosto. Y, con casi total seguridad, al menos durante unas jornadas, lo harán a puerta cerrada, sin el apoyo de su gente. Cómo se adapte cada equipos a las nuevas circunstancias de la competición, a las renovadas reglas del juego, determinará quién termina triunfando. Quién asciende y quién desciende. En clave aragonesa, no es poco lo que hay y habrá en juego.

Etiquetas