Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Dani Torres: "Creíamos que éramos intocables"

El futbolista colombiano del Real Zaragoza explica su día a día en la cuarentena provocada por el coronavirus.

Dani Torres posa como nuevo jugador del Zaragoza.
Dani Torres posa como nuevo jugador del Zaragoza.
Guillermo Mestre

Turno para Daniel Torres. La voz zaragocista que sale este martes del confinamiento es la del mediocentro colombiano, llegado en enero procedente del Alavés. Firme creyente y practicante, de profundas convicciones religiosas, su mirada sobre la situación ofrece nuevos prismas, por eso no extraña escucharle en las declaraciones facilitadas por el Real Zaragoza cómo observa esta delicada crisis del coronavirus como “una oportunidad”. "Ninguno queríamos esto y está claro que no es bueno, pero también es una oportunidad para disfrutar de todo el tiempo que podemos estar con nuestra familias", comenta Torres. "Lo llevamos muy bien, tengo la gran bendición de estar con mi esposa y mis hijos y este tiempo está siendo sido muy ameno", indica. 

Torres considera que es momento para descubrir la relevancia de las personas. “Es como volver al origen de la prioridad y nos permite ver lo realmente importante. Quizá creíamos que éramos intocables, esto nos deja ver lo vulnerables que somos", explica . “Vamos a ser mucho más conscientes de nuestras prioridades, tener otra perspectiva de la vida y darle valor a lo que realmente importa", añade.

Como el resto de sus compañeros, el colombiano se maneja bien en su nueva rutina de preparación. “El esfuerzo del cuerpo técnico y del Club ha sido espectacular y nos ha facilitado mucho las cosas; lo único que hemos de poner de nuestra parte es el esfuerzo y la disposición para poder estar lo mejor posible cuando se pueda levantar la cuarentena". Torres relata su día: "Intento distribuir las sesiones durante el día. Mi esposa y mis hijos, a su ritmo, también se han apuntado a seguir la rutina de trabajo y me acompañan; intentamos vincularnos todos en nuestras tareas y tener mucho tiempo de familia", señala.

Eso día, el olor a césped se echa en falta. “Estar con los compañeros, compartir cosas en el vestuario y competir… Ojalá esto nos ayude a darle valor al hecho de poder ponerte botas, tocar un balón, ir a una concentración, llegar a un campo de fútbol, ver a la afición..."

Torres ya sueña con el regreso. "La ilusión de volver, es como la ilusión de un niño al que sus papás le dejan salir a jugar al fútbol. Eso va a ser bueno para nosotros y más en la situación que estamos. Creo que va a ser algo espectacular, tanto para el equipo como para la afición, poder reencontrarnos y seguir luchando por ese sueño y por esa ilusión que tenemos todos".

Etiquetas
Comentarios