Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El Real Zaragoza cuida (aún más) la dieta

El nutricionista del equipo, Raúl Luzón, explica alguna de las pautas o consejos alimentarios con los que los jugadores del conjunto aragonés complementan sus entrenamientos individuales durante la cuarentena. 

Raúl Luzón, el nuevo nutricionista, charla con el delegado Alberto Belsué.
Raúl Luzón, nutricionista, charla con el delegado Alberto Belsué.
Daniel Marzo

Tan o más importantes que las pautas de entrenamiento físico dictadas y programadas por Roberto Cabellud, preparador de la plantilla, los futbolistas del Real Zaragoza se rigen estos días de encierro y vida más sedentaria de lo normal por unas normas nutricionales sugeridas por el responsable y supervisor habitual de la alimentación de la plantilla. Ya se sabe que la clausura entre las paredes de una casa potencia el aburrimiento, reduce la actividad y multiplica las tentaciones de la nevera, tan a mano ahora, o del armario de los dulces de los niños. Por eso, Raúl Luzón, el nutricionista, lleva un control diario de lo que los futbolistas comen. En este caso, el llamado entrenamiento invisible -dieta y descanso- adquiere más relevancia.

Más allá de sus tareas diarias e individuales, muchas de ellas realizadas en entrenamientos virtuales colectivos, por videoconferencia, los jugadores prestan estos días de cuarentena del coronavirus un especial cuidado con aquello que comen, con el objetivo no solo de mantener el peso, sino de no sacar sus organismos de su habitual dinámica alimenticia.

En el Zaragoza, desde hace tres años, desde la llegada de Lalo Arantegui a la dirección deportiva y de Natxo González al banquillo, se instauraron los desayunos y almuerzos colectivos en el centro de entrenamiento, con la misión de controlar la dieta de los jugadores, pero también de fortalecer su carácter socializador y comunitario. “A nivel logístico, es donde más lo podemos notar, porque el jugador se sentía muy arropado desde el punto de vista nutricional, perro también se generaba grupo. Eso ha desaparecido”, explica Raúl Luzón en un testimonio difundido por el Real Zaragoza.

La reducción de los volúmenes de trabajo y la intensidad de los entrenamientos deriva en un recorte de las calorías gastadas a lo largo del día o de la semana, una cuestión que fija directrices y obliga a adaptar la dieta. “Ahora, la educación nutricional se hace más importante. Sé que están cumpliendo, porque son personas que quieren rendir al máximo por su club. Gracias a las diferentes vías de comunicación, es sencillo llevar un seguimiento estricto. No podemos hacer una valoración numérica como habitualmente, pero sí llevar un control o dar ejemplos infografías”.

Toda está vigilancia está enfocada hacia los diferentes valores antropométricos. Es decir, no solo mantener el peso, también la composición corporal: masa muscular, masa grasa, pliegues… “Es probable que pueda empeorar de algún modo en el nivel competitivo que te dan los entrenamientos y la competición, pero entiendo que vendrán tras este parón en condiciones muy parecidas a nivel antropométrico, que es lo que valoramos”, indica Luzón. “Es clave que los jugadores sigan una buena alimentación para minimizar los efectos del parón, que por ahora es de dos semanas sin entrenar y que todos deseamos que sea el mejor tiempo posible", añade.

Para ello no solo se han facilitado pautas y nutrientes prioritarios, también recetas y posibles comidas. “Tienen ejemplos de desayunos y comidas y una información adaptada a los entrenamientos que van a llevar en casa. Les conozco del día a día, son chicos implicados, por eso dudo mucho que se cometan errores”, explica.

Luzón expone el tipo de alimentos básicos, no solo para los futbolistas, sino para todas las personas encerradas en sus casas: “Ahora, los hábitos saludables toman más valor. Comer sano no solo implica salir de un enfermedad, sino prevenir. Ningún alimento cura, pero un buen hábito te ayuda a tener un sistema inmune potente. Hay que comer frutas, verduras, pescado azul, frutos secos, fermentados como el yogur o el kefir, harinas integrales...”, aconseja.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión