Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Zaragoza y la frontera del 30 de junio

El club está pendiente de las cuestiones legales en materia laboral y deportiva relacionadas con la prórroga de contratos más allá del 30 de junio si es necesario alargar la temporada a julio por el coronavirus. Tiene 8 jugadores cedidos por otros equipos y tres acaban su vinculación. 

Víctor Fernández, en primer término, con el equipo detrás durante el entrenamiento de este lunes
Víctor Fernández, en primer término, con el equipo detrás durante un entrenamiento
Toni Galán

El Real Zaragoza ya conoce las líneas temporales en la que se moverá en el futuro incierto de la cuarentena del coronavirus. La reunión del pasado martes en la UEFA, entre los principales organismos continentales, clubes y federaciones, acordó reanudar la temporada tan pronto como lo permita la pandemia. No hay una fecha, ni siquiera una estimación, solo deseos y previsiones. Para ello, para ganarle espacio al calendario, se pactó despejar el mes de junio aplazando un año la Eurocopa -y la Copa América-. Sin embargo, al Zaragoza este supuesto apenas le resuelve nada: la Segunda División ya se iba a prolongar hasta el tercer fin de semana de junio, con la promoción de ascenso. Precisamente, esta temporada se había instaurado una nueva agenda en el play off; en lugar de jugarse en miércoles y domingo sendas rondas, como era habitual, se había optado por estirarlo en cuatro fines de semana, con el objetivo de aliviar esfuerzos en el momento culminante de la temporada de cuatro clubes. Por eso ahora, en el Zaragoza ya se da por seguro que, en el mejor de los casos, las dos semanas que puedan perderse ahora, afectarán precisamente a ese nuevo diseño de los play off y se volverá al anterior formato.

De los escenarios que se debatieron en la reunión de la UEFA, surgió la propuesta de continuar las competiciones nacionales, una vez retomadas, más allá del 30 junio si era necesario. Esta opción presenta una importante obstáculo: la frontera temporada que esa fecha, el 30 de junio, establece en los reglamentos deportivos, pero sobre todo en materia jurídica y laboral. Como es sabido, el fútbol se rige por un calendario anual que abarca del 1 de julio de un año al 30 de junio del siguiente. Todas las normativas del fútbol tienen su ámbito temporal de vigor entre esas fechas. Por aquí, no habría mucho problema de hacer reajustes. Pero sí en el otro caso: muchos contratos del fútbol, desde los patrocinios y los derechos de televisión, a las relaciones laborales, acuerdos entre clubes… Habría que reordenar y regular con carácter urgente y extraordinario todo un conjunto de cuestiones jurídicas.

En el Real Zaragoza esto se observa con cierta responsabilidad e interés porque, en su actual plantilla, hay tres jugadores que acaban contrato en esa fecha, pero sobre todo hay 8 futbolistas cedidos por otros clubes y que, legalmente, una vez cruzada la línea roja del 30 de junio deberían volver a los que equipos que detentan sus derechos económicos. Esta sería una problemática común a todos los clubes, españoles y no españoles, pero el Zaragoza está vigilante porque su plantilla, con varios de sus puntales a préstamo, podría resentirse seriamente. 

El club ya se ha puesto manos a la obra, con consultas y análisis sobre este hipotético escenario, recabando información sobre posibles prórrogas contractuales avaladas por el marco legal en los ámbitos deportivos y laborales. En todo caso, como contratiempo común, el Zaragoza seguirá las directrices fijadas por los organismos, desde LaLiga, la RFEF y la AFE, sindicato de futbolistas que deberá tener una relevancia obvia en un posible conflicto. Luis Rubiales ya avanzó algunas claves este martes, en relación a prorrogar esos contratos: “Vamos a intentar proponerlo para terminar la temporada con las mismas plantillas. Hay muchos derechos, intervienen varios países, pero creemos que si se puede conseguir, ojalá se lograse. Y si no, que la desigualdad que se genere sea la misma para todos. En cualquier caso es muy pronto para hablar de esto. El primer escalón que tenemos que subir es terminar el 30 de junio”, señaló.

El Zaragoza tiene cedidos a Luis Suárez, Soro, Álex Blanco, Puado, André Pereira, Jawad El Yamiq, Burgui, André Pereira, además de Dwamena, en nómina del Zaragoza hasta el 30 de junio pese a estar de baja por enfermedad. También finalizan contrato Linares, Eguaras -va a renovar- y Dani Torres, aunque en su caso hay una opción para ampliar un año más su vinculación. Varias de esas cesiones añaden una clausula de opción de compra -condicionadas alunas por un posible ascenso-, como son los casos de El Yamiq, Álex Blanco o Burgui.

Al central marroquí lo puede comprar el Zaragoza al Genoa aun en Segunda, y está obligado a hacerlo si asciende (750.000 euros), supuesto en el que se activaría un contrato para tres temporadas. Lo mismo sucede con Burgui: el Zaragoza deberá adquirirlo al Alavés si se sube y se ejecutaría así un contrato ya acordado para tres temporadas. A Álex Blanco, también se le puede comprar al Valencia. Pero no es así con Puado y el Espanyol, Luis Suárez y el Watford, André Pereira y el Oporto, Soro y el Real Marid, y Dwamena y el Levante.

Etiquetas
Comentarios