Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Escenarios y medidas para un posible ascenso del Zaragoza tras la suspensión

LaLiga y la RFEF manejan cuatro soluciones graduadas en función de su gravedad (de verde a rojo) ante la suspensión de la Primera y Segunda División: desde reanudar con normalidad dentro de dos semanas a la cancelación total de la temporada. En este caso, una Comisión Mixta de la RFEF y LaLiga decidiría los efectos clasificatorios. 

Partido Real Zaragoza-Sporting de Gijón en La Romareda
Partido Real Zaragoza-Sporting de Gijón en La Romareda
Toni Galán

Suspendidas la Primera y Segunda División y lo que ello supone -interrupción indefinida del punto actual en el que se encuentran las competiciones-; la incertidumbre sobre el desenlace deportivo de la temporada ha prendido entre todos los equipos del fútbol español. Al Zaragoza, la pandemia de coronavirus, le ha envuelto y encerrado en la segunda posición de la tabla, en puesto de ascenso directo a Segunda, con cinco puntos de ventaja sobre el tercero, invicto en 2020 y con una dinámica de resultados portentosa. Es, sin duda, uno de los equipos más perjudicados por la suspensión.

Esa es su realidad objetiva, su segunda posición provisional tras 31 jornadas (casi el 75% de la liga, una competición que contiene sus esencias en la regularidad de un equipo a lo largo de ella). Sin embargo, más allá de eso, no hay nada escrito ni reglamentado con garantías precisas. Todo queda en un limbo, en una espera incierta e inconcreta.

Este jueves, Luis Rubiales, presidente de la RFEF, advirtió que, en coordinación con la Liga, se manejan cuatro escenarios graduados en una escala de colores según su gravedad: de verde a rojo. Verde sería el contexto más favorable: dentro de 15 días, si las autoridades sanitarias consideran que la epidemia de coronavirus en España está contenida y controlada, y se puede levantar la cuarentena en el deporte, la competición se reanudaría en el punto en el que se suspendió, ajustando el calendario hasta junio.

El peor y más indefinido de los escenarios es el rojo: la cancelación de la temporada por falta de fechas. Este es el punto que más conflicto y debate generaría por la ausencia de una reglamentación específica para casos así y sus efectos clasificatorios. Desde luego, es la situación que el Zaragoza observa con mayor preocupación e incertidumbre.

Entre el verde y el rojo, quedarían otros dos escenarios intermedios: amarillo y naranja. Estos puntos contemplarían soluciones como completar la temporada con normalidad cuando la epidemia lo permita (más allá de la actual coyuntura de 15 días de suspensión) o completarla con partidos a puerta cerrada siempre y cuando futbolistas, técnicos, árbitros y otro personal necesario tengan garantías sanitarias y hayan dado negativo en los controles del coronavirus.

De este modo, el problema mayor surgiría si el fútbol español desemboca en el nivel rojo: cancelación total. ¿Qué sucedería entonces? ¿Cómo se resolvería la temporada y sus desenlaces? ¿Ascendería el Zaragoza a Primera División? Las respuestas están en el aire.

¿Qué sucedería con las clasificaciones si se cancela la temporada?

Ni el Reglamento General de la RFEF ni las Bases de Competición -convenio de coordinación entre LaLiga y la RFEF- recogen y especifican las consecuencias clasificatorias de una cancelación forzosa de la temporada. Veamos los apartados normativos que regulan las clasificaciones y las eventualidades que puedan afectar al normal desarrollo de la Primera y la Segunda División.

1. Las Bases de la Competición del curso 2019-2019, en su artículo 3.3, indican, en relación a la Segunda División: “El clasificado en primer lugar será acreedor de la Copa que le acredita como tal, la cual se le entregará en propiedad, además de consumar su ascenso directo a Primera División. El segundo clasificado al término del campeonato certificará su ascenso directo a Primera División. Los clasificados en los puestos 3º, 4º, 5º y 6º jugarán el Torneo por el Ascenso a Primera División, consiguiéndolo tan solo uno de ellos. Los clasificados en los puestos 19º, 20º, 21º y 22º descenderán a Segunda División”. ¿Pero cuándo terminaría la competición? Las Bases de la Competición subrayan que “el campeonato se configurará en un total de 42 jornadas en las que los clubes participantes se enfrentarán a doble vuelta”. Sin embargo, no se concretan las consecuencias clasificatorias en casos de finalización forzosa del campeonato.
Bases de Competición
Consecuencias clasificatorias recogidas en las Bases de Competición de la temporada 2019-202
HA
2. Aquí es donde interviene el Reglamento General de la RFEF. En su artículo 188, sobre la “alteración de las competiciones y de los periodos de inscripción (ndr: de futbolistas)”, establece: “En caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, la RFEF podrá suspender total o parcialmente las competiciones, así como prorrogar o reducir los períodos de inscripciones, en coordinación, en su caso, con la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando así resulte legalmente oportuno”. Sin embargo, la norma no va más allá, no amplia posibles soluciones o alternativas ni fija las consecuencias clasificatorias de forma concreta y clara.
Art
Artículo 188 del Reglamento General de la RFEF
HA

3. Y es en este punto donde mediarían las decisiones de carácter subjetivo. Las Disposiciones Adicionales al Libro III del Reglamento General de la RFEF, en su punto segundo, recogen las constitución de una comisión mixta de la Federación y LaLiga, con “competencias en relación con las eventualidades deportivas que se produzcan en el transcurso de la competición”, facultades que se extienden a “las propuestas sobre el desarrollo de la competición, clasificación final y determinación de clubes”. Esta Comisión la integrarían el Secretario General de la RFEF, su homólogo en LaLiga y los jefes de competiciones de ambos organismos. Estas cuatro personas decidirán el resultado de la temporada y sus efectos. Son Andreu Camps (secretario general de la Federación), José Guerra (director general corporativo de LaLiga -organismo al que llegó tras ser director financiero del Real Zaragoza), Luis Gil (director de competiciones de la Liga), Alfredo Olivares (director de competiciones de la Federación). En caso de desacuerdo entre ellos, sería el Presidente de la RFEF, Luis Rubiales, quien decidiría. O un órgano en el que éste delegue: por ejemplo, la UEFA, si se opta por una solución común para todos los países europeos que deban finalizar prematuramente sus competiciones.

Disposiciones adicionales al Libro III del Reglamento General
Disposiciones adicionales al Libro III del Reglamento General
HA

¿Cuáles son las medidas en estudio si se cancela la temporada?

 En España, según ha trascendido y ha informado el diario As, se plantean salidas basadas en las evaluadas ya en el fútbol italiano en caso de que haya que clausurar oficialmente la competición:

  • La primera es congelar la temporada y declarar desierto el campeonato y su título. Es decir, el Zaragoza se quedaría en Segunda y nada de lo ganado en los últimos ocho meses serviría de algo. 
  • La segunda es otorgar carácter definitivo a la clasificación actual y sus posiciones -en el momento de la suspensión-. En ese caso, el Zaragoza subiría a Primera. 
  • La tercera es tomar los resultados de la primera vuelta. Esta alternativa dejaría al Zaragoza sin ascenso directo (subirían Cádiz y Almería) y jugaría una posible promoción (era 5º en el ecuador).
  • Y existen otras, como se ha sugerido en Italia, como organizar un playoff de partidos a puerta cerrada entre los cuatro primeros para resolver el campeón o los ascensos y un playout entre los últimos clasificados para decidir los descensos.

A cualquier propuesta habría que añadir las peculiaridades propias de la Segunda División y su calendario: 42 jornadas, una promoción de ascenso prevista este año a lo largo de cuatro semanas entre mayo y junio, y un partido, el Rayo Vallecano-Albacete, que aún tiene 45 minutos por jugar. Si las salidas, en general, son complicadas, en Segunda el embrollo aún es mayor.

Etiquetas
Comentarios