Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

El poder de la dinámica

El Real Zaragoza suma 10 encuentros ligueros sin perder. La fortaleza mental es vital en el gran rendimiento de una plantilla que siempre compite.

Partido Málaga-Real Zaragoza disputado en el estadio de La Rosaleda
Partido Málaga-Real Zaragoza disputado en el estadio de La Rosaleda
CARLOS GUERRERO/LOF

El Real Zaragoza suma 10 encuentros ligueros consecutivos sin perder. Seis victorias (Sporting, Las Palmas, Numancia, Elche, Deportivo y Málaga) y cuatro empates (Cádiz, Fuenlabrada, Mirandés y Racing). Casi tres meses sin ceder. Concretamente, desde que el Huesca se llevase el derbi regional en El Alcoraz. Era 22 de diciembre. Aún no había comenzado este 2020 en el que los de Víctor Fernández, impulsados por esta fabulosa racha de resultados que les ha permitido sumar 22 puntos de 30 posibles, han logrado afianzarse en los puestos de ascenso directo. 

Como en cualquier otro deporte, la fortaleza mental es fundamental en el fútbol. Y esta dinámica ascendente adquirida por el Real Zaragoza se traduce en el buen funcionamiento grupal. Cada jugador tiene definido su rol. Prima una cohesión en la que todos son capaces de suavizar los defectos y explotar sus virtudes. Las obligaciones no sobrepasan las limitaciones individuales. Solo así se explica el rendimiento de un equipo capaz de sobreponerse ante la adversidad. 

Quedó de manifiesto en Santander, donde los zaragocistas remontaron hasta por dos veces un marcador desfavorable, y también en Málaga, en una tarde que adelantó el potencial sufrimiento hacia el final de temporada. 

Se daba ya por bueno el empate cuando la fe de Nieto acercó un balón primoroso al infalible Luis Suárez, en una acción que volvió a descubrir que los blanquillos desbordan confianza y convicción, atributos reforzados por esa racha de resultados que les convierte en el único conjunto invicto -tanto en Segunda División como en Primera- en lo que va de año. 

El Zaragoza ha superado con nota un tramo de competición que, por la entidad de los rivales y el hecho de jugar la gran mayoría de los choques lejos de casa, se presumía delicado. Y ahora ha de ser capaz de mantener esa tendencia al alza para no desplomarse de las alturas clasificatorias. 

El calendario no es sencillo, pero guarda un factor determinante a favor: los dos principales aspirantes a desbancarles de los puestos de ascenso directo, Almería y Huesca, tendrán que visitar La Romareda. El feudo zaragocista, el corazón de los aficionados, será fundamental hacia el objetivo. Empezando por el duelo del próximo domingo, ante un Alcorcón que aspira a engancharse a la lucha por disputar el ‘play off’ y no regalará nada.

 

Será el primero de los once desafíos que restan por delante. Otra piedra en la escalada que desafía a las leyes de la física. Un nuevo envite en la ascensión de un Real Zaragoza que llega propulsado por esa fuerza, por ese poder, que el término ‘dinámica’ esconde en su significado etimológico. 

Etiquetas
Comentarios