Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

"Yo soy invisible, quiero ser invisible", respuesta de Víctor a Lalo Arantegui

El entrenador ha asistido durante buena parte de esta extraña semana a un singular enfoque sobre su figura al decidirse la anunciación de la renovación del director deportivo por cuatro años, que dejó el fútbol aparcado.

Víctor Fernández, en un primer plano, durante la rueda de prensa de este viernes en la Ciudad Deportiva, previa al viaje a Málaga.
Víctor Fernández, en un primer plano, durante la rueda de prensa de este viernes en la Ciudad Deportiva, previa al viaje a Málaga.
Guillermo Mestre

"Yo soy invisible, quiero ser invisible", dijo con gesto muy serio Víctor Fernández en la mañana de este viernes cuando, en rueda de prensa (la previa al viaje a Málaga para jugar la 31ª jornada el domingo por la tarde), se le pidió valoración sobre las palabras de Lalo Arantegui, el director deportivo del Real Zaragoza, quien durante la anunciación de su continuidad por cuatro años más en el cargo, afirmó que "no contempla otro escenario de futuro que no sea con Víctor Fernández", al que denominó varias veces como "una leyenda".

Víctor vive por y para el ascenso a Primera División del Real Zaragoza en esta séptima temporada consecutiva en Segunda, en un calvario sin precedentes en la casi nonagenaria historia vital del club aragonés. Es el abanderado de ese concepto: el ascenso. Y lo es desde julio, desde el mismo verano, desde la pretemporada. Incluso antes, cuando tras el último choque liguero de la pasada campaña, en Tenerife, en las primeras horas de junio,  ya dejó deberes a la dirección deportiva al pedir "una revolución masiva e integral de la plantilla", después de haber salvado al equipo de caer a Segunda B en un agónico final de torneo.

"Lo único que me preocupa y ocupa, en estos momentos, es luchar con mi grupo, con mi afición, por conseguir el sueño (como Víctor se refiere siempre al ansiado y referido ascenso). Es en lo único que debemos estar pendientes", añadió Víctor Fernández cuando se declaró invisible.

La semana ha sido rara. Fuera de lo común. Desde que el club decidiera hacer público lo de Lalo Arantegui -y su secretario técnico, José Mari Barba- el pasado martes, esa circunstancia ajena y tangencial al día a día del equipo, de la liga, de la pugna en la cabeza de la clasificación, se comió todo el terreno informativo y de atención del zaragocismo durante al menos 48 horas. Y Víctor Fernández, con pies de plomo, así lo dejó patente.

"No hay que distraerse absolutamente nada. No hay nada más que decir. Ya veremos lo que ocurre al final de temporada. Este es el objetivo. Y no debemos entrar en debates, ni en especulaciones, ni en comentarios... ni en nada de nada", aconsejó al resto. Como ya había subrayado segundos antes, a él, ahora mismo, solo le importa su grupo y la afición. O sea, el fútbol. La competición. Los puntos. Lo que ocurre en el césped y en el estadio. Lo demás es cosa de otros y, con el ascenso más cerca que nunca a estas alturas de marzo, no debería interferir jamás en el devenir natural de las cosas, en el transcurrir de la liga y sus últimos y decisivos 12 partidos que restan. 

"Yo estoy centrado en lo único que corresponde: ganar partidos y ganar este domingo en Málaga, que es lo más importante", concluyó su breve pero sustanciosa valoración Víctor Fernández. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión