Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Mirandés, desarmado para recibir al Real Zaragoza

Entre sanciones y lesiones, Iraola pierde a sus dos estiletes (Merquelanz y André) y a su cerebro (Guridi).

Real Zaragoza
Aspecto del césped de Anduva el día de la suspensión del partido ante el Real Zaragoza.
Endika Portillo/LOF

Después de la borrachera copera, llega la cefalea liguera. Las fuerzas y los sentidos no alcanzan para competir al máximo nivel en dos competiciones, el torneo liguero de la Segunda División y la Copa del Rey. El Mirandés, que encarna la épica copera en el actual curso, se ha desplomado en el torneo liguero antes de recibir al Real Zaragoza este miércoles a las 21.00, tras aplazar el partido el pasado 18 de enero a causa del mal estado del campo de Anduva por la lluvia. Para más inri, el conjunto que gestiona Andoni Iraola pierde a tres de sus jugadores más determinantes ante la visita aragonesa. Las sanciones y las lesiones merman a un colectivo, el burgalés, que está acusando el factor fatiga. Ni el cerebro Guridi, ni los delanteros Merquelanz y Marcos Andrés podrán comparecer ante el conjunto de Víctor Fernández. Gloria copera, apreturas ligueras. La gloria siempre es preciosa, pero no ubicua...

El acontecer de la semana pasada resume sintéticamente el caminar del Mirandés en esta temporada. El pasado jueves, el Mirandés visitaba Anoeta (ahora rebautizado como Reale Arena) en la semifinal copera. Allí estiró el cuadro burgalés la leyenda que por siempre le acompañará, la travesía de un humilde por los caminos que solo surcan los poderosos : cayó por 2-1, pero se situó a solo 90 minutos de la final de la Copa. Escapó muy vivo de San Sebastián, pero el gol de Matheus Alias Barrozo Rodrigues lo deja a las puertas del cielo, en el pórtico de una final ante el vencedor de la eliminatoria entre el Athletic de Bilbao y el Granada.

Solo tres días después, esto es, ayer mismo, el Mirandés no pasaba del empate ante el Albacete (1-1), en un careo que dejó un punto y no pocas cavilaciones en Anduva. Además de prolongar el estiaje liguero con un escuálido punto que llena de preocupación el futuro liguero (no conoce la victoria en las seis jornadas que ha disputado en 2020), Iraola probablemente perdiera a su espinazo ofensivo de cara a la cita ante el Real Zaragoza en suelo castellano (21.00). Las sanciones que sufrirá el centrocampista creador Guridi y el delantero Marcos André, y la lesión de Merquelanz condicionan sensiblemente las opciones de los burgaleses.

El primero en caer ayer y condicionar el careo de este miércoles fue Merquelanz, que sufrió un golpe en el hombro a lo largo de la primera mitad y yo no pudo saltar al prado en el segundo tiempo. Como ya ha demostrado en la Copa, Martín Merquelanz Castellanos constituye la principal arma ofensiva del Mirandés. A los tres minutos de la reanudación, esto es, en el minuto 48, el colegiado del encuentro, el madrileño Álvaro Moreno Aragón, amonestó a Guridi. «Guridi Aldalur, Jon (número 23), fue amonestado por el siguiente motivo: disputar el balón a un contrario de manera temeraria con los pies en forma de ‘plancha’», reza el acta redactada por Moreno Aragón. Esta amonestación, salvo que el comité de Competición diga los contrario, significará la sanción de Guridi al acumular cinco tarjetas amarillas.

El tercero en caer, el segundo por sanción, será Marcos André, que vio la cartulina roja en el minuto 76. El colegiado Moreno Aragón lo testimonió así en el acta: «De Sousa Mendonça, Marcos Andre (número 22), fue expulsado por el siguiente motivo: realizar una entrada con el pie en forma de ‘plancha’, impactando con sus tacos en la cabeza de un adversario, con uso de fuerza excesiva». Como pueden apreciar, las copas le van mejor que las planchas al Mirandés... Todo lo contrario que un Zaragoza dispuesto a regresar a la gloria desde la Liga.

Etiquetas
Comentarios