Despliega el menú
Real Zaragoza

youth league

Así es el rival del Real Zaragoza juvenil

El Olympique de Lyon es el tercer centro de formación que más futbolistas de máxima elite produce en Europa: desde Benzema a Fekir, pasando por Cherki, la nueva aspiración del Real Madrid, todos han salido del vientre de este club francés.

La formación del Olympique de Lyon en el último partido de Youth League jugado en la fase de grupos.
La formación del Olympique de Lyon en el último partido de Youth League jugado en la fase de grupos.
Damien LG/Olympique Lyon

Había cierto revoloteo en los ambientes del fútbol sobre la visita del Olympique de Lyon (OL) juvenil a Zaragoza por la posible presencia este miércoles en La Romareda de Rayan Cherki, un irreverente mediapunta, fino, talentoso e indescifrable que ha atraído las miradas del Real Madrid, desencadenando todo lo que va después en estos casos: tumulto mediático, “la última joya de la cantera del Lyon”, el próximo dominador del fútbol, millones de euros a facturar… La expectación, no obstante, se ha aliviado estos días, y ojeadores, intermediarios, técnicos y otros actores del negocio han contenido sus solicitudes de acreditación para Zaragoza porque Cherki, a sus 16 años, está ya haciendo historia en el Olympique de Lyon... pero en su primer equipo, afincado ya con los mayores: este domingo, sin ir más lejos, fue titular, y no lo fue en cualquier sitio, sino en el Parque de los Príncipes, contra el PSG, en la Ligue 1.

Cherki -goleador más joven de la historia OL- no estará en La Romareda porque la camiseta de la Youth League se le ha quedado pequeña -con apenas 15 años ya estaba marcando goles en este torneo-; pero viene a representar la potencia creadora del Olympique de Lyon que este miércoles se enfrenta al fabuloso Real Zaragoza de Iván Martínez. Que los franceses sean el adversario a estas alturas del torneo lo dice todo de la proeza aragonesa. Cherki no es más que el último cachorro de, posiblemente, el sistema formativo que más ha prosperado hacia la vanguardia del fútbol europeo de los últimos 15 años. Según un estudio del pasado otoño del CIES Football Observatory, la academia del Olympique de Lyon es la tercera cantera más productiva de jugadores de máxima élite, con 30 futbolistas formados allí: solo Real Madrid (39) y FC Barcelona (34) cuentan en el ‘Big 5’ (las 5 principales ligas: Premier League, Primera División, Serie A, Bundesliga y Ligue 1) con más futbolistas gestados en su centro de formación.

No siempre fue así, pues Francia, como casi todo en la vida, centralizó siempre su formación en la mítica academia de Clairefontaine, cerca de París, y las canteras locales que relucían eran las de Nantes o Rennes. Sin embargo, su expansión y desarrollo desde la llegada a sus mandos de Jean Michel Aulas y su consolidación en la aristocracia de los clubes europeos y de la Liga de Campeones impulsaron la modernización de Olympique de Lyon: mejores jugadores, más ventas, más dinero, nuevo estadio, nueva ciudad deportiva, nuevo centro de formación… 

En los últimos 20 años, la cantera lionesa es la que marca el ritmo. De allí salieron, antes, como figuras más populares Frederic Kanouté (leyenda del Sevilla) o Ludovic Giuly (FC Barcelona), pero fue la erupción del mágico Karim Benzema la que dio realce y prestigio a la fórmula de trabajo de la incubadora del OL. Al delantero del Real Madrid, se le unen, aún en activo, varias figuras europeas más y otras en camino de serlo. 

Benzema intenta marcharse del jugador de la Roma Fazio.
Benzema intenta marcharse del jugador de la Roma Fazio.
reuters

Por ejemplo, su contemporáneo, amigo y colega, el díscolo, errante, aunque prodigioso, Hatem Ben Arfa, recién caído en el Valladolid después de pasar por la Premier o el PSG. O Nabil Fekir, la estrella del Betis. Su socio de toda la vida, el actual delantero centro del Arsenal, Alexandre Lacazette, también salió de las factorías de Lyon, como otro atacante atlético y fibroso, Anthony Martial, del Manchester United, uno de los traspasos más caros de la historia. Hay más: Umtiti (FC Barcelona), Gonalons (Roma/Granada), Tolisso (Bayern Múnich), Loïc Rémy (Chelsea, Las Palmas, Getafe, Lille)… Y en el primer equipo del Olympique de Lyon esperan su acceso a la nobleza del fútbol europeo el medio ofensivo Aouar, el pivote Tousart (cedido ahora al Hertha Berlín), el portero Anthony Lopes o el mencionado Charki, a quien un dato al que puede agarrarse el Real Zaragoza define su impacto: en las tres primeras jornadas de la fase de grupos de la Youth League, el Olympique de Lyon arrasó, con tres victorias, con cuatro goles y asistencias del joven francés. Tras su salto al primer equipo, dos derrotas y una victoria justa y mínima contra el Leipzig para clasificarse.

Si algo destaca en el método de producción de futbolistas del OL es su apuesta por dos perfiles concretos a los que le ponen énfasis y cuidada atención. Por un lado, el futbolista creativo, imaginativo, de técnica sublime, casi siempre mediapunta, interior ofensivo o delantero. Por otro lado, el atacante físico, atlético. El contexto identitario y social de Lyon, no muy diferente al mestizaje del resto de Francia, por otra parte, ayuda a ello. Aunque es una ciudad del tamaño de Zaragoza, está envuelta de suburbios y comunas (más de 2 millones de habitantes en el área metropolitana) de fuerte raigambre argelina o marroquí -una de las mayores comunidades magrebís de Francia reside en Lyon-. De aquí brota el talento de la calle, pues, en el entorno del río Ródano, se amontonan parques, zonas verdes, jardines, pequeños pueblos residenciales… Hay mucho niño con pantalones rotos de jugar.

Este es el semillero natural. Luego, entra en escena el Olympique de Lyon, su red de captación y su avanzada academia, alojada junto al nuevo estadio Groupama. Un academia con residencia, más de 20 futbolistas internacionales en categorías inferiores y más de 260 licencias repartidas en 18 equipos, también con una rama femenina. El club divide sus ojeadores en tres anillos concéntricos: unos atienden la ciudad de Lyon y su departamento, otros observan la región y un último grupo tiene alcance nacional. Luego, el centro de formación clasifica sus promesas en tres estratos: escuela (de 8 a 12 años), preformación (de 13 a 15) y entrenamiento (de 16 a 20). Es en este último estadio donde entra, según uno de los ojeadores de un club de Primera División española habituado a seguir la cantera francesa, el valor diferencial del OL: “Sus jugadores, además de por su perfil técnico muy concreto, con mucha huella magrebí, destacan porque están mejor preparados tácticamente que en otros equipos de Francia. Y luego está la apuesta: el Olympique siempre tiene jugadores de su cantera en el primer equipo, dan oportunidades y no tienen miedo, solo hay que ver el reciente caso de Cherki, titular contra todo un PSG”.

Este es el rival a la espera del Real Zaragoza. No estará Cherki, pero, seguramente, si venga Amine Gouiri, un delantero de 19 años que ya ha debutado con el primer equipo en Liga de Campeones, o el extremo Bradley Barcola, habitual en las selecciones francesas, como el lateral izquierdo de origen turco Melih Altikulac, o el medio ofensivo de raíces brasileñas Florent Da Silva. Una cantera mundial. 

Etiquetas
Comentarios