Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Grippo negocia su salida al Oviedo

El central suizo tiene una oferta del club asturiano y puede abandonar el Zaragoza en las próximas horas. 

Grippo, el pasado sábado en el Nou Estadi de Tarragona, donde reapareció 9 meses después de haberse roto la rodilla derecha.
Grippo, el pasado sábado en el Nou Estadi de Tarragona, donde reapareció 9 meses después de haberse roto la rodilla derecha.
Daniel Marzo

El Real Zaragoza y Simone Grippo tienen previsto negociar en las próximas horas una fórmula de salida para que el central suizo firme antes del cierre de mercado como nuevo futbolista del Real Oviedo. La operación está pendiente de que el club asturiano, como han informado el periódico El Comercio y el diario Marca, reciba la autorización de la Liga para inscribir nuevos futbolistas sin violar su límite salarial. En ese momento, Grippo trasladará al Zaragoza su oferta para marcharse. El Oviedo solo puede afrontar la llegada de Grippo si el central suizo, que fue titular contra el Real Madrid en lo que en el vestuario ya se sabía que podía ser su último partido en el Zaragoza, obtiene la carta de libertad. Su contrato, después de que el Zaragoza se lo renovara hace un año por cortesía tras romperse la rodilla, finaliza el 30 de junio, y la llegada de El Yamiq , un nuevo central, solicitud de Víctor Fernández al club para este enero, le relegaba en el escalafón de centrales de la plantilla y tenía muy difícil jugar.

El Zaragoza no contemplaba su salida como una necesidad, pero lo estudia al surgir una oportunidad de mercado, con oferta bien vista por el jugador, y la ocasión de liberar más masa salarial para las dos incorporaciones pendientes. Grippo es un jugador muy respetado y apreciado dentro del vestuario, de ahí que, pese a su poca participación prevista, se le observe como una pieza de utilidad para el día a día y buen funcionamiento de la convivencia del grupo.

Este aspecto ha sembrado algunas dudas sobre la conveniencia de dejarlo salir, pero el club quiere atender, ante todo, la voluntad de Grippo, quien ve en el Oviedo un buen lugar en el que tener continuidad.

La negociación está en marcha y podría resolverse a lo largo de las jornadas de hoy y mañana, mientras el Zaragoza afrontar otras operaciones para rematar la plantilla: el fichaje de un extremo y de un mediocentro, posición descubierta a última hora tras la lesión de Javi Ros. 

Etiquetas
Comentarios