Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

La espera de André Pereira

El delantero portugués, único fichaje de enero del Real Zaragoza, tiene muy difícil su presencia en Miranda y aguarda su debut con el equipo aragonés.

André Pereira, acompañado de Andrés Ubieto, en la Ciudad Deportiva.
André Pereira, acompañado de Andrés Ubieto, en la Ciudad Deportiva.
Francisco Jiménez

Con el partido frente al Mirandés ya a la vista, el principal foco de duda en el Real Zaragoza era la disponibilidad o no de André Pereira, hasta el momento único fichaje del club aragonés en el mercado invernal. El portugués cumple su primera semana en Zaragoza. Acompañado en los primeros días de su novia, ha tomado contacto con la ciudad, ha encontrado residencia y ha establecido lazos con sus nuevos compañeros. Desde el vestuario, se admite que se está adaptando bien. Se destaca su buen talante y simpatía, su carácter abierto y sus “tremendas” ganas de jugar. Sin embargo, Pereira tiene muy pocas opciones de que este viernes por la tarde Víctor Fernández lo incluya en la lista de convocados y que Miranda de Ebro quede en su currículo como el primer día en el que se puso la camiseta del Real Zaragoza. 

Desde que se confirmó su fichaje, el delantero está sujeto a un plan individualizado de trabajo que apenas le ha permitido trabajar con el grupo. Esta circunstancia ha planeado sobre si su debut se produciría este sábado en Anduva contra el Mirandés. En principio, la idea de Víctor Fernández era convocarlo y llevarlo a tierras burgalesas para acelerar su integración y convivencia con el grupo jugara o no jugara. Pero todo apunta a que ni lo uno ni lo otro: ni viajará ni jugará, a la espera de que el entrenador lo confirme tras el último entrenamiento.

André Pereira no sufre problemas médicos ni de otro tipo más allá de una ligera sobrecarga, pero buena parte de la semana la ha pasado en el gimnasio. La idea es no precipitar su debut después de un mes de ausencia de ritmo de competición. El delantero no juega desde el pasado 21 de diciembre, pero fueron solo tres minutos contra el Covilha en la Copa de la Liga portuguesa. Anteriormente, fue titular en Europa League y disputó 68 minutos contra el Eintracht el 12 de diciembre, pero apenas había sumado siete minutos en liga contra el Portimonense el 8 de diciembre y otros 14 minutos contra el Vitoria Setúbal en Copa de la Liga el 4 de diciembre. Su último partido con relevante presencia, en el que jugó los 90 minutos, se remonta al 1 de diciembre, en el choque liguero contra el Vitoria Setúbal, en el que marcó su último gol.

Como se ve, es más de un mes y medio sin ritmo de partidos, circunstancias que está obligando a los preparadores físicos del Real Zaragoza a milimetrar sus cargas de trabajo y minimizar los riesgos de un estreno prematuro con su nuevo equipo. El paseo del ariete junto al preparador Andrés Ubieto desde la zona de vestuarios al gimnasio ha sido la imagen más repetida de los últimos días en la Ciudad Deportiva. A André Pereira hay dosificarlo antes de soltarlo al ruedo.

Esto explica la cautela que rodea el esperado debut del fichaje invernal del equipo aragonés. Un delantero al que Víctor Fernández desea alinear cuanto antes, pero al que los tiempos le obligan a demorar esa puesta de largo. 

Etiquetas
Comentarios