Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Las salidas de Papunashvili, Pombo y Bikoro, asunto imprescindible

En el inminente mercado de invierno, el Real Zaragoza necesita abrir huecos en su plantilla para ganar remanente económico con el que acometer algún refuerzo clave. Estos tres futbolistas saben que han de irse.

Papunashvili y Pombo, dos de los jugadores que el Real Zaragoza pretende que salgan de la plantilla en enero, juntos en un entrenamiento.
Papunashvili y Pombo, dos de los jugadores que el Real Zaragoza pretende que salgan de la plantilla en enero, juntos en un entrenamiento.
Francisco Jiménez

El delantero que necesita y solicita Víctor Fernández en el cada vez más cercano mercado de invierno es factible que pueda venir con los apenas 200.000 euros que quedan en el balance contable del Real Zaragoza para gastos de plantilla en enero. En principio, no podrá ser más caro de esa cifra, pero ese dinero sí existe en la cartera del área deportiva para negociar en el mercado invernal por parte de Lalo Arantegui y José Mari Barba.

Otra cosa es la siguiente contratación sugerida, la del centrocampista. Ahí, por motivos obvios, entran en juego otros factores que requieren tratamiento especial para que todo pueda acabar como se desea. Para que el club tenga margen de maniobra financiera con el que poder desenvolverse en el patio de los fichajes y traspasos hasta el 31 de enero, como avisó el presidente Lapetra en la entrevista concedida a HERALDO y por cuestiones de «pura aritmética», va a ser perentorio que Lalo Arantegui dé salida a Papunashvili, Pombo y Bikoro del actual vestuario.

Estos tres jugadores y sus entornos saben hace días que no cuentan en el Real Zaragoza de la segunda vuelta. Que su papel, como consecuencia de su rendimiento y perfil deportivo mostrado hasta hoy, tiende a ser muy secundario, tal vez nulo en lo sucesivo.   

De estas operaciones, las tres, depende directamente la hondura de los cambios que puedan darse en el diseño del equipo zaragocista en los próximos 35 días. El club debe liberar masa salarial con la que justificar ante La Liga que tiene espacio, dentro de la estricta normativa que rige al respecto en el fútbol español, para contratar nuevos jugadores que vengan a reforzar la plantilla. 

Y no solo es importante conseguir desahogar dinerariamente la caseta por estas tres vías sino que, a la vez, es clave hacerlo con celeridad por la repercusión que ello puede tener en el ámbito puramente futbolístico: en enero se juega ante Sporting de Gijón, Las Palmas, Mirandés y Numancia, 12 puntos básicos en el inicio de la segunda vuelta que al Real Zaragoza convendría poder pelear con todo. Con los nuevos refuerzos, aún sin nombre pero con presunción de titularidad en cuanto aterricen en Zaragoza y se pongan a las órdenes de Víctor Fernández, incluidos ya en el equipo. 

Etiquetas
Comentarios