Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor Fernández y el temor a una segunda ronda de Copa intempestiva

El extraño calendario contempla la disputa de la siguiente eliminatoria el fin de semana del 11 y 12 de enero, sin liga por la disputa de la Supercopa en Arabia Saudí. Y el Zaragoza ha de viajar el lunes 13 a Las Palmas, donde juega el martes.

Víctor Fernández, escoltado por Cabellud y Loreto, sus ayudantes, en la noche de este martes en el banquillo de Socuéllamos.
Víctor Fernández, escoltado por Cabellud y Loreto, sus ayudantes, en la noche de este martes en el banquillo de Socuéllamos.
Ángel Roldán/LOF

Ganó 0-1 el Real Zaragoza este martes en Socuéllamos en la Primera Ronda de la Copa del Rey de esta temporada y, por ello, al ser un cruce a partido único, ya está en la segunda fase del torneo. Por lo tanto, automáticamente, ya sabe que tendrá partido oficial el fin de semana del 11 y 12 de enero, sábado y domingo respectivamente, ubicación extraña en la que se dirimirá la Segunda Ronda copera.

El motivo de esta rareza es que la Federación, metida en cambios competitivos este año, procuró que ese segundo fin de semana de enero toda la atención girase en torno a la Supercopa de España que, con enorme polémica alrededor, va a jugarse en Arabia Saudí.  

Por eso, liberó de liga esos días y llevó la jornada correspondiente, la 23ª, a fechas intersemanales, en días laborables: martes 14, miércoles 15 y jueves 16. 

Y el Real Zaragoza hace días que conoce que su turno será el martes 14 en el desplazamiento más largo de este año, a Las Palmas de Gran Canaria. O sea, que el viaje está ya preparado a Canarias para el lunes 13. Medio día en tránsito, con un vuelo de por medio.

El viernes, en pocas  horas, será el nuevo sorteo de Copa en la Federación. Otra vez con las mismas pautas que se dieron en la primera eliminatoria: a partido único, con los equipos de Tercera y Segunda B emparejándose con Primeras y Segundas (profesionales) en la medida en que haya pares para todos. Y, si faltasen parejas, los últimos de Segunda que queden sueltos serán ya versos libres a merced del sorteo puro. 

O sea, que el Real Zaragoza debe esperar a que en la noche del jueves se cierre el reparto de posibles rivales. Y, a partir de ahí, aguardar a las bolas de la fortuna. Si es su rival un equipo menor, volverá a tener que viajar ese fin de semana cercano de enero. Lejos o cerca, la suerte dirá. Y si le correspondiera un Primera o un Segunda con el sorteo sacando su nombre primero, el partido único sería en La Romareda. 

Es natural el temor del Real Zaragoza. Los recelos de Víctor Fernández tienen su fundamento. "Lo único que pido es que el siguiente partido de Copa sea el sábado (día 10 de enero) y no el domingo (11). Eso ya no sé si dependerá de la Federación o de nosotros. Pero tenemos el martes partido en Las Palmas, un choque muy exigente. Y eso nos obliga a viajar el lunes allí. Entonces, según qué tipo de rival, de desplazamiento, si no jugamos el sábado nos puede hacer muchísimo daño", anticipó el entrenador blanquillo.

"No sé cómo irá el sorteo. Me da lo mismo el rival. Pero solo pido que no nos provoque mucho perjuicio, que no nos perturbe mucho nuestra dinámica habitual. Eso es lo que verdaderamente nos importa e interesa", insitió Víctor. 

Y es que, por ejemplo, hay un abismo entre la hipótesis de tener que viajar a Logroño o a Ceuta, para que se entienda el problema susceptible de producirse. Y más si se decidiera que ese partido fuera el domingo 10 de enero. Por este flanco surgen los nervios en el seno zaragocista.

Etiquetas
Comentarios