Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El artillero imprescindible

Luis Suárez es el jugador más diferencial del Real Zaragoza. En Riazor sumó su duodécimo gol de la temporada

Luis Suárez, en el partido frente del Dépor.
Luis Suárez, en el partido frente del Dépor.
Enrique Cidoncha

Luis Suárez volvió a ser diferencial en la victoria del Real Zaragoza en el estadio de Riazor. El atacante hispano-colombiano aprovecha cualquier resquicio para herir de muerte a su rival. Cada zarpazo suyo es sinónimo de peligro. Y así, haciendo gala de la ambición que lo define desde su llegada a la capital aragonesa, acabó por sentenciar al endeble y decaído Deportivo de La Coruña.

Más allá de un disparo al palo cuando el marcador todavía no se había movido, su primera parte fue discreta. El Real Zaragoza no necesitó de su protagonismo para marchar con un ventajoso 0-2 al descanso, pero, ya en el segundo acto, cuando el Deportivo creció en el partido y se sintió vivo, ahí estuvo él para mitigar cualquier atisbo de esperanza de los gallegos.

Poco después de que Borja Valle redujera distancias (1-2, minuto 48), Suárez se inventó un penalti que, aunque volvió a desperdiciar, le sirvió para envalentonarse hacia la sentencia del encuentro. A falta de 10 para el final, el Bisonte tomó el balón en la frontal y galopó con verticalidad en busca de portería para ajusticiar a Dani Giménez.

Al igual que la jugada del penalti previo, fue una acción marca de la casa que definió el tipo de delantero que es. No da un balón por perdido, apura al máximo las opciones de sacar provecho de la indecisión de sus marcadores y, cuando tiene posición de disparo, no duda en buscar los tres palos.

Los doce goles que suma a estas alturas de temporada -solo superado por Cristhian Stuani, que ayer hizo otros tres tantos en la victoria (3-1) del Girona ante el Lugo- le sitúan a la altura de sus predecesores en la punta de lanza del ataque zaragocista, con la particularidad de que Luis Suárez, a diferencia de Borja Bastón o Borja Iglesias, fue contratado en verano con el perfil de segundo delantero, para acompañar al referente Raphael Dwamena.

El hispano-colombiano es capaz de partir desde cualquier sector del ataque para encontrar puerta con ambas piernas -nueve veces con la diestra y tres con la zurda- y, aunque ayer apareció cuando el Real Zaragoza ya iba por delante en el marcador en La Coruña, se muestra como un especialista en abrir la lata. Tenerife, Elche, Real Oviedo, Málaga, Las Palmas y Girona lo sufrieron como artífice de la primera diana blanquilla.

Además, con 1.436 minutos de juego disputados, Suárez es uno de los futbolistas más utilizados por Víctor Fernández, que le encomienda la responsabilidad del gol. Tan solo se ha quedado fuera del once titular dos veces esta temporada -Fuenlabrada y Almería- y el equipo lo acusó sobremanera, tanto en disposición y forma como en resultado, pues el Real Zaragoza adoleció de falta de pólvora arriba en ambas salidas. De su rendimiento de aquí al final de la campaña dependerán buena parte de las opciones de ascenso. Luis Suárez se ha convertido en el artillero imprescindible y determinante que cualquier equipo querría disfrutar.

Etiquetas
Comentarios