Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Darío, objetivo de fichaje del Real Zaragoza, ya interesa en Primera División

El principal deseo del club aragonés para su delantera ya ha recibido sondeos de clubes de la máxima categoría, factor que puede añadir complejidad a su incorporación.

Darío Poveda, en un partido del Atlético de Madrid B contra la Ponferradina en la pasada liga, en Segunda B.
Darío Poveda, en un partido del Atlético de Madrid B contra la Ponferradina en la pasada liga, en Segunda B.
Atlético de Madrid Web

No lo tiene sencillo el Real Zaragoza a la hora de incorporar a Darío Poveda el próximo mes de enero. No lo tiene, principalmente, desde que el delantero alicantino entró en los planes de Simeone en el primer equipo del Atlético de Madrid y se expuso al escaparate del fútbol de elite, avalado, además, por su portentosa dinámica goleadora con el filial colchonero en el grupo 1 de la Segunda División B. En cierto modo, el Zaragoza temió que esos pasos en la promoción del atacante redujeran su margen de negociación con el Atlético de Madrid. Y así está siendo. El club aragonés ya es conocedor de que Darío interesa a algunos equipos de la zona baja de Primera División, alguno de ellos dispuesto a afrontar cantidades de traspaso muy alejadas de la realidad económica y presupuestarias del Real Zaragoza. Con el jugador, desde un primer momento, existió un acuerdo tácito para su fichaje en propiedad con un contrato de larga duración, lo que resta de temporada y cuatro campañas más, cuando se activó esta vía hace tres semanas, en plena búsqueda de un relevo de Raphael Dwamena.

Sin embargo, la operación, en un principio perfectamente encarrilada entre todas las partes, se diluyó en el momento en el que el Atlético emplazó al Zaragoza al mercado de enero ante la carencia de delanteros de su equipo filial y, también, como así se ha visto, en la primera plantilla. Darío, de 22 años, ya ha tenido minutos oficiales en Primera División: jugó los diez minutos finales del partido de hace dos semanas del Atlético en Granada. Esta pasada jornada, volvió al filial y lo hizo con gol, frente al Real Madrid-Castilla. Es su noveno tanto de la temporada. Nueve en nueve partidos jugados con el segundo equipo (ha marcado en todos los partidos en los que ha sido titular excepto en uno), números poderosos, en un grupo exigente, que no solo han seducido al Real Zaragoza, sino que también han despertado el interés del clubes de Primera División, que han visto en Darío en una potencial inversión de futuro. En el Zaragoza, se mantiene la misma línea de negociación abierta hace casi un mes. Entonces, antes de que el Atlético paralizara el acuerdo, según los términos preestablecidos en la negociación, el Real Zaragoza iba a incorporar a Darío en propiedad, con un contrato de larga duración, abonando una cantidad aplazada en varias temporadas que ya estaba acordada, aunque el Atlético se iba reservar derechos futuros sobre el futbolista.

El Zaragoza trabaja de nuevo en ese sentido: quiere a Darío en propiedad después de valorar y concluir que es un delantero que ha roto a golear, una eclosión que ha presentado una oportunidad de mercado en la que el club aragonés puede posicionarse bien y jugar sus cartas. Al jugador lo tenía convencido y si el Atlético de Madrid acepta su salida a Segunda División, el Zaragoza será su destino. Sería el delantero físico, corpulento y referencial que, por funciones y perfil, relevaría a Dwamena en los planes tácticos de Víctor Fernández, una vez que Puado representa otro tipo de delantero.

Sin embargo, la amenaza para el Real Zaragoza le viene de Primera División. Ahí, en una negociación con el Atlético, su posición es de clara debilidad. También con el jugador. Por eso en el club, se cuidan y se miden los pasos a dar, contemporizando, pero sin dilaciones. El objetivo es sabido: que Darío Poveda esté entrenándose en la Ciudad Deportiva a final de año, justo tras el parón de Navidad y que pueda jugar en La Romareda el 3 de enero contra el Sporting. Es la hoja de ruta, pero esa ruta no está asegurada.

Etiquetas
Comentarios