Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Los 726.000 € de la Diputación Provincial no repercuten en los fichajes

El Real Zaragoza, que cuenta desde la llegada de la nueva propiedad en la campaña 2014-15 con esta ayuda de la DPZ, antes como patrocinio y ahora como subvención, no puede utilizar ese dinero para contrataciones.

El logo de la DPZ, presente en las vallas luminosas de La Romareda y en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
El logo de la DPZ, presente en las vallas luminosas de La Romareda y en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Toni Galán/Francisco Jiménez

La Diputación Provincial de Zaragoza, como es hábito anual desde la temporada 2014-15, cuando llegó a la regencia del Real Zaragoza la actual propiedad (los patronos de la Fundación Zaragoza 2032), ayuda a la entidad zaragocista con 726.000 euros. 

En el nuevo episodio de colaboración mutua que se ha rubricado en fechas recientes y que es el 5º consecutivo que se adquiere entre ambas partes, únicamente se ha modificado el concepto mediante el cual se transfiere ese dinero: pasa de ser un patrocinio a ser una subvención. Un mero formalismo burocrático, un matiz en el método de aplicación normativa de tal vínculo que solo tiene afección en la contabilidad interna de la DPZ.

Ante la renovación, un año más, de este importante apoyo económico de la DPZ, tanto la institución política como el club advierten de que ese monto dinerario no repercutirá, bajo ningún concepto, en los fichajes que el Real Zaragoza pueda llevar a cabo en lo sucesivo, con el mercado invernal de enero como primera ventana inminente para ejecutar cambios en la plantilla de futbolistas. No es posible dar ese carácter finalista a este dinero.

El Real Zaragoza, a través de esta subvención, colabora en la difusión y promoción de los valores turísticos, culturales y patrimoniales de la provincia de Zaragoza. También en el posicionamiento de la imagen de marca de la Diputación Provincial de Zaragoza en los eventos deportivos de la Liga de Fútbol Profesional. El logo de la DPZ ha figurado en algunos momentos puntuales en las camisetas oficiales del equipo zaragocista y, ahora, está presente cada día en las vallas publicitarias del estadio de La Romareda y en las de la Ciudad Deportiva.

Se trata de un lazo de colaboración que, en su momento, en los presupuestos de 2015, supuso el primer apoyo de una institución política a aquel Real Zaragoza agónico que recogieron los nuevos propietarios en julio de 2014 cuando, a consecuencia de la caótica gestión anterior (el agapitismo), estaba al borde de la liquidación y de la desaparición. La DPZ, entonces presidida por Luis María Beamonte (PP), aportó de inmediato su apoyo en pos de la supervivencia y reflotamiento de la entidad zaragocista. Después, con el cambio de gobierno en la institución tras las elecciones habidas de por medio, el nuevo presidente de la Diputación, Juan Antonio Sánchez Quero (PSOE), continuó con la vinculación activa hasta el presente.

Para el Real Zaragoza, es una aportación que ayuda, de manera firme, a construir cada año su suelo financiero con el que armar su límite presupuestario y sus techos salariales globales respecto de las exigencias de la Liga de Fútbol Profesional en ese crucial ámbito del sostén económico de los clubes. Pero, de ningún modo, es un dinero que pueda repercutir directamente en los fichajes de los futbolistas. 

Etiquetas
Comentarios