Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Zaragoza presentará 1,28 millones de beneficio y una estimación para este ejercicio de unos 6,5 millones

La Junta General de Accionistas del próximo mes someterá a votación un estado contable y patrimonial de la SAD que mantiene la línea de estabilización de las últimas temporadas en Segunda División

El Real Zaragoza celebró este miércoles su Junta General de Accionistas, en el edificio Caixaforum
 Junta General de Accionistas del Real Zaragoza del pasado mes de diciembre, en el edificio Caixaforum
Aránzazu Navarro

El estado financiero, patrimonial y contable del Real Zaragoza se mantiene en la línea de estabilización de las últimas temporadas. La SAD presentará el próximo 10 de diciembre en su Junta General de Accionistas unos beneficios después de impuestos de 1,287 millones de euros en el ejercicio pasado (2018-2019), unos números positivos muy similares a los de anteriores ejercicios. En este aspecto, el club maneja una previsión de cara a la presente anualidad de alrededor de 6,5 millones de euros (6,957 millones antes de impuestos) gracias, principalmente, a la venta de futbolistas de este pasado verano -después del 30 de junio, fecha de cierre del ejercicio contable-: los traspasos de Pep Biel (FC Copenhague), Soro (Real Madrid), Verdasca (Beitar Jerusalem) y Mateo Mejía (Manchester United) representan una previsión de ingresos (fijos, sin variables incluidas también en los acuerdos) de 5,625 millones de euros.

Lo más significativo es que los ingresos ordinarios del Real Zaragoza le permiten, de momento, asumir en Segunda los diferentes calendarios de pagos. La SAD, de este modo, consolida su situación económica en un escenario de máxima austeridad en el gasto y de limitaciones en los ingresos como la Segunda División. Por quinto ejercicio consecutivo, cerrará con una cuenta de explotación positiva. El Zaragoza, en este sentido, ha estabilizado su grave estado financiero y patrimonial, corrigiendo su tendencia deficitaria y enjugando deuda poco a poco. Aun con todo, la foto fija es delicada y compleja debido a la realidad deportiva en Segunda y los diferente frentes de pago abiertos como consecuencia de la llamada deuda histórica (concurso de acreedores, convenio singular con Hacienda…).

El club ha apuntalado, en este sentido, su punto de equilibrio entre ingresos y gastos recurrentes en torno a los 15 millones, uno de los más elevados de la categoría al margen de los recién descendido, respaldados por el seguro de descenso. La cifra de negocio del último ejercicio asciende a 16,1 millones, 700.000 más que en el anterior, y la previsión del actual es de 15,7 millones, debido a la disminución de la variable de clasificación liguera de los derechos de televisión. El mapa de ingresos y gastos del Real Zaragoza apenas ha variado. Los socios y abonados le repercuten 4,29 millones, la televisión 8,7 millones, la publicidad 2,4 millones… Por su parte, el gasto en la plantilla fue de 6,5 millones.

Ahora mismo, la deuda neta se fija en 74,3 millones de euros, una reducción de 3,3 millones de euros respecto a la temporada anterior, fruto, esencialmente, de los pagos anuales realizados a la Agencia Tributaria en virtud del convenio singular firmado en 2017 y al primer plazo del convenio de acreedores, activado ya en este periodo contable. 

Etiquetas
Comentarios