Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

¿Quién es Ahmed Belhadji, el convocado por Víctor Fernández?

Es un delantero hispano-argelino, nacido en Lérida, a punto de cumplir los 22 años y fichado del Cornellá para el filial hace dos veranos por el área deportiva en una amplia remesa de jugadores foráneos. El año pasado jugó en el Linense.

Este fue el banquillo del Real Zaragoza en el amistoso jugado en Brea de Aragón (derrota por 4-2 de los blanquillos ante el rival de Tercera). Ahmed, tercero por la derecha, jugó en la segunda parte.
Este fue el banquillo del Real Zaragoza en el amistoso jugado en Brea de Aragón (derrota por 4-2 de los blanquillos ante el rival de Tercera). Ahmed, tercero por la derecha, jugó en la segunda parte.
Macipe

En este domingo 3 de noviembre de 2019 toca presentar en sociedad al zaragocismo a un jugador novel que, por estar convocado por el primer equipo, podría debutar en el partido ante la UD Las Palmas. Se trata de Ahmed Belhadji. Del mismo modo que el año pasado pasaron por esta ventanilla de estrenos Jannick Buyla o Torras, o antes P. Biel, Soro, David Vicente, Xiscu, Raí Nascimento, Kilian, Olaortúa...

Jugadores que, en el momento de asomar por vez primera con el primer equipo aragonés, en la mayor parte de los casos, eran desconocidos para la inmensa mayoría del zaragocismo. ¿Quién es Ahmed Belhadji? ha sido la pregunta más manida en las últimas horas entre infinidad de seguidores blanquillos, una vez se conoció el sábado la convocatoria de Víctor Fernández, en busca de una noción, de una explicación que les haga acudir en la tarde dominical al estadio o seguir el partido por la televisión con la certeza de que, si este chico debuta con el Real Zaragoza, son conscientes de su procedencia, su troquel y su porqué. 

Pues bien, Ahmed Belhadji no es un canterano. No lo es porque no es producto de la Ciudad Deportiva, aunque hoy rija que procede del filial, el RZD Aragón de Tercera División. Su aparición en Zaragoza fue hace dos veranos, procedente del Cornellá barcelonés, en una amplia remesa de futbolistas foráneos, de muy determinadas escuderías de representantes, que el área deportiva -Lalo Arantegui y José Mari Barba- ficharon en su aterrizaje en el club para armar un equipo filial que iba a competir en Segunda B, con César Láinez como entrenador tras su breve paso por la primera plantilla.

Ahmed Belhadji, con 20 años, llovió por este grifo de la mano de los Torras, Pep Biel, Junior Benoit, Rubio, Leto, Abel Moreno, Jesús González, Jaime Almagro; vía por la que más tarde ha fueron desembocando en las instalaciones de la carretera de Valencia los Fousseni Sanogo o el más joven Otu; o el georgiano Grdzelidze, Arnau Gaixas, Andreu Torres... Fichajes de cupo de fuera de la cantera blanquilla, varios de ellos con matriz en el fútbol catalán. 

Se trata de un delantero hispano argelino, nacido en la localidad de Tárrega (Lérida) pero con ascendencia familiar en Argelia. El día 11 de este mes cumplirá 22 años (nació en 1997). Con preferencia para jugar como interior-extremo derecho (no tiene estatura alta y su complexión física no es potente), Ahmed también suele moverse como primer delantero o enganche.

En su debut en el filial, en un año catastrófico donde el equipo B del Real Zaragoza fue último desde la primera hasta la última jornada y estuvo virtualmente descendido desde mitad de campaña (en enero ya se daba por hecho y su día a día fue más un estorbo para el club que un aliciente), Ahmed participó en 24 partidos, anotando 4 goles. 

Aquel equipo quedó practicamente disuelto y desmantelado el verano pasado, de cara a competir en Tercera División de nuevo. Y Ahmed Belhadji, intrascendente en el campo en la liga precedente e instado por el área deportiva y sus mentores en el apartado de representación para no bajar de categoría, se marchó cedido a la Balompédica Linense, en el grupo 4º de Segunda B. Allí jugó en 31 partidos y solo anotó un gol. En este verano reciente, su regreso a Zaragoza para, esta vez sí, militar en un equipo de Tercera, fue la gran sorpresa en las filas del filial. 

Ahmed Belhadji es de la escudería de Goal Management, cuya cabeza visible es el agente e intermediario catalán Albert Botines, socio del secretario técnico José Mari Barba en su anterior fase laboral como representante de futbolistas. De este mismo núcleo llegaron en los últimos tiempos al Real Zaragoza los Papunashvili (y su apéndice georgiano, el referido Grdzelidze) o Torras y Pep Biel (ambos debutaron con el primer equipo y el segundo consumó un llamativo traspaso al FC Copenhague hace tres meses). En sentido contrario, del Real Zaragoza salieron de niños tanto Morlanes (llevado al Villarreal) como Paolo Fernandes (hoy en el Perugia italiano cedido por el Manchester City, que fue su destino tras ser extirpado de la Ciudad Deportiva). Este club de jugadores también tiene presencia en el actual filial, además de con Ahmed, con el aragonés Jesús Álvarez como paradigma más notorio.

Víctor Fernández conoció a Ahmed Belhadji el 21 de agosto, cuando el Real Zaragoza fue a la localidad de Brea de Aragón a jugar el último bolo del verano, ya con la liga empezada. Fue aquel partido de desagravio al cuadro breano por haberle quitado, sobre la marcha, a su entrenador, José Luis R. Loreto, a mitad de temporada pasada, cuando Víctor lo eligió como segundo técnico al llegar en diciembre con la misión de evitar el descenso a Segunda B del primer equipo zaragocista. En una citación sin titulares, plagada de reservas, convalecientes de lesiones y jugadores aún faltos de forma (los Ratón, Delmás, Lasure, Clemente, Eguaras, Bikoro, Igbekeme, Papunashvili, Blanco, Linares...), el Real Zaragoza se llevó aquella tarde de verano a varios muchachos del filial: Jesús Álvarez, David Vicente, Jannick Buyla, Baselga, Marc Aguado, Paisa... y Ahmed Belhadji.

Al margen del sorprendente marcador final, una derrota por 4-2 ante un Tercera que quizá fuera el primer aviso -sin saberlo por entonces- de que el segundo escuadrón de la plantilla quedaba lejos del ras de solvencia del primero, ese día en el campo de Piedrabuena Ahmed hizo varias jugadas en punta que, entre la atonía general, fueron diferentes. Este leve matiz, unido a las molestias físicas que ha tenido Baselga, el otro delantero del B que viene apuntando hace un par de años a tener su oportunidad en la primera plantilla (opción sin éxito por sus lesiones), han llevado al hispano argelino a estar en la convocatoria del Real Zaragoza en este duelo ante Las Palmas de la 14ª jornada. 

En Brea jugó con el número 37, que tiende a ser el mismo en el acta de esta tarde. Después, habrá que ver las intenciones que tiene Víctor Fernández con él a lo largo del partido. Y, sobre todo, cómo vienen dadas las circunstancias del juego. En cualquier caso, suceda lo que suceda, aquí queda presentado este futbolista que, en esta campaña, ha participado en 10 partidos con el RZD Aragón y ha anotado 2 goles (los máximos anotadores del B son Baselga, con 9 tantos, y Jiménez, con 4).

Etiquetas
Comentarios