Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Asunto Linares: "Por cómo veo las cosas, Miguel va a tener muchas oportunidades

Víctor Fernández anuncia que el debut del delantero de Fuentes de Ebro en esta temporada está cada vez más cerca. Las bajas de Dwamena y Pombo favorecen la revaluación del veterano ariete de 37 años.

Miguel Linares, en un entrenamiento.
Miguel Linares, en un entrenamiento.
Toni Galán

Víctor Fernández ha vuelto a llamar al delantero Miguel Linares entre los 18 convocados para afrontar el partido de la 12ª jornada, este domingo en La Romareda ante el Mirandés (21.00). En las 11 estaciones anteriores, solo fue citado para viajar a Alcorcón y, el pasado domingo, para ir a Soria. En ninguno de los dos casos acabó saliendo al terreno de juego.

Linares es, por ello, junto al ecuatoguineano Bikoro, al portero suplente Ratón y al lesionado Zapater, uno de los miembros de la minoría de la plantilla que aún no se ha estrenado en la actual temporada 2019-20 en partido oficial. Como, además, este año la Copa del Rey ha cambiado de formato y la entrada en liza del Real Zaragoza no se dará hasta finales de diciembre, ni siquiera las ventanas coperas de años atrás han existido para el ariete de Fuentes de Ebro a modo de reivindicación. 

La baja sine díe de Dwamena, por un serio problema cardiaco que amenaza con dejarlo fuera de órbita por completo en breves días y, hace solo 48 horas, la lesión ósea en la zona ocular que sufrió Pombo en Fuenlabrada, de la que ha sido operado este sábado y que le mantendrá ausente  algunas semanas, han desnudado a la delantera zaragocista. Víctor Fernández se ha quedado con Luis Suárez... y un anexo de mediapuntas para acompañarle (Papunashvili, Soro, Blanco...). Y, claro está, la figura de Linares. 

¿Por qué no alinea directamente Víctor Fernandez a Miguel Linares ante tal aluvión de mermas en ataque? Es una pregunta, razonable, que se hace gran parte del zaragocismo. A bote pronto, debe recordarse de inmediato que Víctor ya avisó a principios de agosto, al regreso de Boltaña en la precampaña, que no contaba en sus diferentes planes tácticos principales con el veterano ariete aragonés, de 37 años. Que lo mejor, en su criterio, era que se marchara a otro equipo y, en su lugar, se fichara un delantero diferente, que complementara a las nuevas apuestas, veloces y de juego largo y al espacio, como eran Suárez y Dwamena.  

Víctor Fernández fue claro este sábado para intentar explicar las cosas al respecto. No pasa nada raro con Linares. Es una cuestión meramente futbolística. "Sinceramente, no lo entiendo. Yo creo que fui muy claro durante la pretemporada. Yo no soy alguien que no quiera utilizar sus recursos, sus mejores elementos para ganar. Yo lo que quiero es ganar", comenzó argumentando el técnico blanquillo. 

Linares fue el año pasado uno de los dos singulares refuerzos que le trajo el área deportiva a Víctor en enero (junto con otro veteranísimo ex, el central Dorado), cuando el Real Zaragoza se iba a Segunda B de no mediar una reacción súbita en un año catastrófico. Su club, el Reus, acababa de ser expulsado de la liga. El fuentero vio, a los 36 años, la opción entrañable de poder jugar con el primer equipo de su tierra, sueño que no pudo cumplir en su juventud cuando militó en el Aragón. Y, en una SAD que estaba sin apenas remanente en sus arcas para acometer refuerzos, su precio barato (como el de Dorado) y su disposición sencilla para venir, aquel trato de urgencia se cerró sin problemas. Mucho más cuando Lalo Arantegui, el director deportivo, asumió darle a Linares la media temporada pasada y un año más de contrato, el actual (no fue igual con Dorado, que acabó el 30 de junio).

Ante la sugerencia de Víctor de que era mejor que se fuese a otro equipo, Linares declinó finalmente tal posibilidad. Tuvo ofertas de Segunda B, cercanas a Zaragoza. Pero decidió quedarse con todas las consecuencias y no aceptó. Y estas coordenadas de navegación interna de todas las partes afectadas han llegado hasta este 19 de octubre. 

Por lo que ha advertido Víctor Fernández en los prolegómenos del partido ante el Mirandés, vienen tiempos nuevos con Linares. Las bajas y el rendimiento de algunos jugadores de la línea de vanguardia están derivando en una revaluación de la figura del '7' blanquillo. 

"Miguel Linares tendrá su oportunidad. Seguro. Va a tener muchas oportunidades, por cómo veo el discurrir de los acontecimientos, los futuros... y presentes. Va a tener muchas oportunidades. Por lo tanto, llegará su momento, llegará su tiempo. Y entonces querré que nos ayude mucho, para ganar", adelantó Víctor en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva. 

"Es una cuestión de tiempo. Hay ya 18 o 19 jugadores de la plantilla que ya han sido titulares alguna vez, en solo 11 jornadas. La participación está siendo amplia, generosa. Otra cosa sería que yo no quisiera a uno que está todos los días haciendo méritos. Que fuera un entrenador torpe que no pusiera a uno que 'la está rompiendo'. No es el caso", apuntó para seguir basando su postura, hasta ahora inversa a contar con Linares, pero que está en camino de reconsiderarse.

Víctor considera a Linares un 'nueve' de área, de recorrido reducido más allá de la zona de remate. Un ariete con poca salida de zona, al que no se le puede pedir demasiado trabajo cayendo a bandas o entrando al espacio, que no es su fuerte. Es un delantero, en su criterio, con un registro muy determinado, que requiere un alto dominio del juego por parte del equipo y que condiciona (porque así lo requiere su modo de ejercer el rol de goleador) los movimientos de más piezas ofensivas

Ante el Mirandés, el posible debut en este curso

El entrenador del cuadro zaragocista, ya de cara a este inminente partido frente al Mirandés, habló por primera vez de Linares como opción fundada para ser parte del engranage de ataque del equipo ante los burgaleses. Bien desde el inicio, o bien a lo largo del partido.

"Es fácil saber que, ahora, tenemos cuatro jugadores que pueden entrar en esa posición de segundo punta junto a Luis Suárez. Y los cuatro son diferentes. Papunashvili, Soro, Blanco y Linares. Es lógico: entrará uno de los cuatro. Y, en función de quién entre, el perfil ofensivo del equipo va a cambiar bastante, también el posicionamiento. Lo tengo ya decidido. Pero no lo voy a decir", concluyó Víctor Fernández su profusa explicación al hilo del asunto Linares. 

Etiquetas
Comentarios