Despliega el menú
Real Zaragoza

Juicio por presunto amaño: "Ni la Liga podía llegar a menos ni Tebas a más"

Los imputados del Levante-Real Zaragoza hacen uso del derecho a la última palabra.

Obradovic, acompañado de su abogado
Obradovic, acompañado de su abogado
Efe

Mariano Bo, abogado del exportero del Levante Gustavo Munúa, criticó este jueves al presidente de LaLiga, Javier Tebas, a quien acusó de usar el procedimiento que investiga el presunto amaño del Levante-Zaragoza de 2011 para acceder a la presidencia del organismo y apuntó que "ni LaLiga podía llegar a menos, ni él a más".

El letrado del guardameta uruguayo, que en 2011 era el portero del Levante y disputó todo el partido, leyó su informe en la jornada correspondiente al juicio que se celebra en la Ciudad de la Justicia de Valencia desde el 3 de septiembre.

"Al señor Tebas le vino muy bien el inicio de este procedimiento, eso sí que está probado. Apareció como el adalid de la justicia y la anticorrupción y gracias a esta, entre otras concretas actuaciones de publicidad, consiguió llegar a presidente de la Liga de Fútbol Profesional", manifestó.

Además, Bo aseguró que los futbolistas acusados "no pueden haber hecho una actuación grupal a modo de una organización criminal" porque no son delincuentes y ha ensalzado la actuación de Munúa en aquel partido.

"El fiscal tuvo un desliz, ha mancillado la fama y el honor de Munúa, porque está perfectamente colocado en su palo y esa afirmación hace que el fiscal pierda credibilidad. Munúa fue el mejor del partido, hizo un partidazo", indicó.

Mientras, el letrado del exjugador del Real Zaragoza Jiri Jarosik pidió la condena en costas a las acusaciones y calificó de "espantosa" la multa solicitada de 3,4 millones de euros para los acusados, ya que en su opinión, en el que caso de que tuvieran que abonar esa cantidad los 42 dos acusados en esta causa, "se arreglarían los presupuestos del estado español para el año que viene".

También expusieron sus informes de defensa los abogados de los acusados Leo Franco, Said Butahar, Javi Venta, Rafa Jordá y Rubén Suárez, mientras que los acusados Ádam Pínter, Said Butahar, Wellington Silva, Felipe Caicedo y Leo Franco completaron el trámite de derecho a la última palabra, si bien ninguno de ellos declaró nada.

Por su parte, Ander Herrera se presentó en la ciudad de la justicia de Valencia para cumplir con el último trámite del juicio. Tal y como explicó el juez Manuel Aleis, Ander Herrera había solicitado antes de la conclusión del juicio ejercer su derecho a la última palabra, y para hacerlo aportó un justificante de su club, el París Saint Germain, en el que indicaba que debía estar necesariamente disponible por la tarde. El juez permitió que Herrera, que declinó usar su derecho a añadir algún comentario más a su anterior declaración, fuera el primero en intervenir en el inicio de la sesión de ayer. Abandonó la sala sin hacer declaraciones ante los medios de comunicación.

Mientras tanto, el abogado del exfutbolista del Real Zaragoza Ivan Obradovic, Jaime Sanz de Bremond, aseguró que el juicio es un ejemplo de "primero de carrera" de lo que "jamás debe ser" un procedimiento penal y añadió que cualquier condena a su defendido vulneraría algunos derechos fundamentales.

"Debo decir a su señoría que este es un ejemplo de facultad de primero de carrera de lo que jamás debe ser un procedimiento penal, de lo que jamás debe consentirse que sea un procedimiento penal. Es posiblemente una de las mayores vulneraciones de derechos fundamentales que este abogado en más de cuarenta años de ejercicio profesional ha visto", ha sentenciado nada más arrancar su informe de defensa.

Sanz de Bremond fue muy contundente en la defensa de su representado durante su turno de palabra y pidió la absolución de su Obradovic.

Etiquetas
Comentarios