Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"Quiero que algún jugador dé un golpe definitivo en la puerta y se sume al equipo"

Víctor Fernández ubica en Fuenlabrada el día en el que futbolistas como Pombo, Papunashvili, Blanco o Soro, todos mediapuntas, confirmen en sus minutos sobre el césped un nivel suficiente como para poner en jaque a los titulares.

Víctor Fernández, en un gesto sugerente en la rueda de prensa de este martes, previa al viaje a Fuenlabrada.
Víctor Fernández, en un gesto sugerente en la rueda de prensa de este martes, previa al viaje a Fuenlabrada.
Toni Galán

Para Víctor Fernández, el partido de este miércoles en Fuenlabrada va a tener muchas más lecturas que las habituales y normales. Y no solo porque, en caso de puntuar en el estadio Fernando Torres, que pisará por primera vez en su historia el equipo aragonés, el Real Zaragoza va a ponerse 2º en la clasificación, en puestos de ascenso directo a Primera, algo nunca antes visto, a estas alturas de liga (con 11 jornadas disputadas, ya pasado el primer cuarto de liga), en los seis años y pico que lleva el club en Segunda.

El entrenador es, desde hace una semana exacta, un torbellino de ideas, de búsqueda de reparación inmediata del agujero que le ha generado la baja sine díe del delantero Dwamena por un serio problema cardiaco. Y, tras solventar como pudo, a bote pronto, el partido inmediato en Soria (con un balsámico triunfo por 0-1 que ha ayudado a ver el alborotado presente con más sosiego), a partir de esta cita en Fuenlabrada, Víctor quiere experimentar más cosas en el ámbito táctico. Y requiere de nuevas piezas al cien por cien. De jugadores que hasta hoy no han dado un rendimiento adecuado, cuando han estado en el césped, y que ahora van a ser requeridos para roles más importantes.

"En este partido es ya importante que algún jugador dé un golpe definitivo en la puerta. Que se quede para siempre en el equipo titular, que me diga 'ahí tienes tú el problema como entrenador', para darme o no darme continuidad. Necesitamos ese salto de determinados jugadores", anunció Víctor Fernández.

Un mensaje por el que deben sentirse aludidos el grupo de mediapuntas que menos ha participado hasta ahora: Pombo, Papunashvili, Blanco y Soro. Un cuarteto que, con seguridad, va a ser más protagonista en lo sucesivo e inminente de lo que ha sido hasta hoy. 

"Todo es mejorable, pese a que estamos haciendo un buen inicio de liga. Y hay una serie de futbolistas que ya tienen que dar ese salto, ese golpe en la puerta, entrar y que no salgan. Ahora hay tres partidos en una semana. Y va a ser una oportunidad para todos ellos", añadió en el mismo sentido Fernández.

En Soria, Pombo ya estrenó titularidad como segundo delantero, en el 4-4-2 en rombo habitual hasta ahora de Víctor, junto al goleador Luis Suárez. No le salió bien su estreno en el equipo en esta temporada. Fue sustituido tras un mal partido. Antes, ante el Málaga, Papunashvili también fue titular, sin éxito, en el papel de enganche ante la enfermedad súbita aquel día de Kagawa. Soro también ha disfrutado de oportunidades de inicio, sin encontrar su forma del año pasado. "Ha de soltarse los grilletes que parecen atenazarle", llegó a decir Víctor Fernández públicamente sobre el cincovillés. Solo Blanco está aún a la espera de entrar en el once inicial algún día. 

En Fuenlabrada, según las palabras de Víctor y con la baja de Dwamena, las limitaciones físicas y de tono futbolístico de Luis Suárez y Kagawa y, finalmente, la no convocatoria de Linares (pista de hondura que delata las intenciones de Fernández), el protagonismo del cuarteto referido va a ser de mucho mayor grado del observado hasta ahora.

Etiquetas
Comentarios