Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Mangas largas azules, obligadas en otoño-invierno por el diseño de la camiseta

Guitián estrenó este domingo ante el Cádiz la forma de jugar este año con manga larga por parte del Zaragoza: al llevar el tono azul en la camiseta de verano, la ropa interior o los manguitos han de ser también azules.

Guitián, este domingo ante el Cádiz, con la manga larga azul mediante una camiseta interior de ese color.
Guitián, este domingo ante el Cádiz, con la manga larga azul mediante una camiseta interior de ese color.
Toni Galán

Alberto Guitián, este pasado domingo en La Romareda ante el Cádiz, hizo de modelo primero en la muestra de cómo lucirá el Real Zaragoza durante el otoño y el invierno cuando, con el primer uniforme, sus jugadores decidan vestir con manga larga para protegerse de las bajas temperaturas o las inclemencias del tiempo. Y, al sustituir al lesionado Vigaray en el minuto 21, Guitián estrenó la camiseta interior azul que, de manera obligada, deberán llevar los zaragocistas con su equipaje blanco.

Para los puristas, resultó raro ver a un jugador del Real Zaragoza con tanto azul encima en La Romareda. Si en agosto, cuando se dio a conocer la nueva uniformidad para este año, ya pegó al ojo notablemente que las mangas (cortas) son este año azules, rompiendo con la tradición de que la casaca sea mayormente blanca, mucho más lo hace ver los brazos completos bajo la ropa de ese color marino, eléctrico. 

En los tiempos modernos, las marcas que suministran la ropa oficial a los clubes suelen ofrecer el material siempre en manga corta. Aquella viejas camisetas de manga larga han quedado orilladas en los catálogos y en la fabricación. El cambio climático también favorece que los jugadores utilicen, por comodidad, mucho más la manga corta que la que llega hasta las muñecas. Ya no hace el frío de varias décadas atrás. Ya no llueve tanto. Los campos están mucho mejor y los barrizales han desaparecido casi por completo del fútbol profesional. 

Aun así, cuando llegan días duros, de temperaturas gélidas, de chaparrones, de aguanieve y temporal, el remedio establecido como correcto por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) es embucharse debajo una camiseta interior del mismo color que la oficial de fuera, que haga de prolongación

Y, si se da la singularidad de que se trata de un equipo que viste rayado, con dos colores o determinadas combinaciones cromáticas, es la LFP la que marca la norma para que sea uno de ellos el que todos los jugadores del mismo equipo lleven al unísono. En otros momentos, también han servido los manguitos, piezas textiles que cubren solo los brazos hasta las axilas, aunque esta moda parece estar en decadencia. 

Así, el Real Zaragoza tiene este año una novedad visual muy notoria: sus mangas largas serán azules, por primera vez en la historia, pues no le queda otro remedio una vez elegidas las camisetas para este año con la marca Adidas. Éstas destacan por ser blancas, con un difuminado en azul celeste en el torso, imperceptible desde la larga distancia y, sobre todo, por tener las mangas azules y no blancas, como siempre lo fueron.

Por lo tanto, las extensiones de las extremidades superiores han de ser igualmente azules. Guitián salió al escenario así por primera vez ante el Cádiz y publicitó el modelo. Así queda. Así es. Así se verá al equipo zaragocista cuando vista de blanco según vengan las borrascas, los frentes fríos y se junten las isobaras. Es el Real Zaragoza de 2019 y 2020. Es la moda. Es el fútbol del siglo XXI.

Etiquetas
Comentarios