Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Vigaray, nuevas pruebas médicas para ver el alcance de la recaída en su lesión

El lateral del Real Zaragoza pasará este lunes por el hospital para obtener un nuevo diagnóstico de la dolencia en el muslo que lo tuvo de baja 15 días y de la que reapareció, aguantando apenas 17 minutos, ante el Cádiz este domingo.

Vigaray, a la derecha del grupo, esta mañana de lunes en la Ciudad Deportiva. El lateral se marcha al gimnasio antes de ir al Hospital Quirón Salud.
Vigaray, a la derecha del grupo, esta mañana de lunes en la Ciudad Deportiva. El lateral se marcha al gimnasio antes de ir al Hospital Quirón Salud.
Daniel Marzo

Carlos Vigaray pasará en las próximas horas de nuevo, en menos de 20 días, por el túnel de resonancias del Hospital Quirón Salud. Este lunes tiene cita con los radiólogos para obtener un nuevo diagnóstico sobre su lesión muscular en un muslo. La que lo dejó fuera del equipo el 21 de octubre, cuando cayó lesionado durante el partido ante el Lugo en La Romareda, de la que reapareció este domingo frente al Cádiz con apenas 14 días de rehabilitación, y de la que recayó cuando solo transcurría el minuto 17 del choque ante los gaditanos, debiendo ser sustituido cuatro minutos más tarde por Guitián

No fue un pinchazo tan fuerte como el que sintió ante los lucenses. Pero sí que, tras un esfuerzo en una recuperación de un balón, notó un aviso serio, un malestar en la zona dañada que encendió la alarma en su cerebro, conocedor de su cuerpo y sus reacciones hace ya años.

En cualquier caso, el lateral derecho del Real Zaragoza no reaccionó bien a la exigencia del momento. Junto con los médicos y el cuerpo técnico, decidieron apostar por la reaparición ante el Cádiz con únicamente dos semanas de readaptación muscular como tratamiento terapeútico. Y los resultados quedaron expuestos y a la luz al poco de comenzar el partido ante el líder de la Segunda División: Vigaray se resintió ostensiblemente y tuvo que abandonar el juego de súbito

Los rayos X dirán la gravedad o levedad de este segundo episodio en tan pocos días. En cualquier caso, Víctor Fernández debe tener asumido que no podrá contar con Vigaray en los tres partidos de la semana que viene: en Soria ante el Numancia (domingo, 13), en Fuenlabrada, el aplazado en su día y que se recupera el miércoles 16, y frente al Mirandés, en La Romareda, el domingo 20. 

La musculatura de Vigaray, que ya tiene su historial clínico abierto desde sus tiempos en el Getafe y el Alavés, está gritando que necesita más pausa en la recuperación. Que no caben precipitaciones. Que no medir bien los tiempos facilita errores de medición como el acontecido ante el Cádiz. Una cosa es el potencial futbolístico del jugador, que es importante para el actual Real Zaragoza y los planes de Víctor Fernández, y otra la morfología, fortaleza o fragilidad de sus fibras musculares. Todo viene en el prospecto de su fichaje el pasado verano. 

Vigaray acudió este lunes a la Ciudad Deportiva y saltó al campo brevemente para escuchar, con los demás, a Víctor Fernández. Después, el primero del grupo de los ayer titulares, se marchó al gimnasio con cara seria. La maniobra de reaparecer ante el Cádiz ha sido un error. Ahora le tocará volver a empezar con los fisios. Y con la lección aprendida.

Etiquetas
Comentarios