Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Las ganas del pichichi Luis Suárez y las hipotéticas derivadas de su alineación

Víctor Fernandez, que también recupera desde la enfermería y las bajas médicas a Kagawa, Vigaray e Igbekeme, avisa de las cortapisas para hacer el once inicial. No quiere "chapuzas" y tiene "dos o tres planes".

Luis Suárez juega con los balones, al inicio del entrenamiento de este sábado.
Luis Suárez juega con los balones, al inicio del entrenamiento de este sábado.
José Vidal

Luis Suárez quiere jugar ante el Cádiz. No quiere el hispanocolombiano perder la racha anotadora que lo tiene como pichichi de la liga, con 7 goles en 8 partidos. Todo después de que el propio entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, lamentara el jueves por la noche al término del partido ante el Málaga no haberlo sustituido porque estaba "lesionado", con confirmó un parte médico publicado en la medianoche por el club indicando sus problemas musculares en la pierna izquierda. 

Si se mezcla este importante ingrediente -Luis Suárez- en la coctelera con la vuelta, también in extremis, de los convalecientes Kagawa (de enfermedad) y Vigaray e Igbekeme (de lesión muscular tras 15 días de baja), a Víctor Fernández se le genera un dilema a la hora de armar el once inicial. ¿Es un riesgo supremo meter a los 4 juntos de principio? ¿Cómo administrar esto con los posibles cambios tácticos que sugiere el partido ante el peculiar Cádiz? Víctor abordó el asunto en rueda de prensa este sábado. Y lo hizo con su habitual franqueza.

"Cuando un jugador tiene un problema muscular y te lo quieres reservar para la última media hora del partido, lo sacas y a los 5 minutos se resiente y es la segunda o la tercera sustitución... pues es una auténtica chapuza. Hay que valorar mucho estas cosas", comenzó aseverando. O sea, que lo de dejar a Luis Suárez de suplente como posible revulsivo final, no es lo más recomendable. Si el sudamericano va a jugar, lo hará de inicio y, en este caso, es posible que Dwamena pueda quedarse como suplente si el cambio de sistema contempla solo un delantero en el campo. 

Víctor justificó así, con ciertos recelos, la presencia de Suárez en la convocatoria. "Luis Suárez tiene una naturaleza muy fuerte. Tiene una extraordinaria voluntad. Es un chico que siempre va hacia delante. Le he dicho que si conoce bien su cuerpo. Que eso es importante en la toma de decisiones, para no equivocarnos. Tenemos una gran responsabilidad y debemos equivocarnos lo menos posible. Sobre todo a la hora de iniciar un partido así, porque te condiciona alguno de los cambios. Y eso, ante el Cádiz, no es la mejor manera de afrontar el partido. Debemos medir todos estos riesgos. Ha hecho todo el entrenamiento, aunque en verdad no se ha exigido demasiado. Creo que su aductor está en condiciones y por eso está en la lista".

Víctor Fernández aún va a tener en el horno su alineación inicial durante largas horas. Apurará hasta el final, tras una última consulta con los cuatro que salen de problemas físicos. "Tenemos un plan. Pero hay dos planes más, según cómo vaya discurriendo el partido. Es una película del partido sobre la que apuestas. Pero luego hay contratiempos que te lo pueden anular todo. Tenemos varios cambios previstos, según el desarrollo del juego", dijo.

Sea como sea al final la alineación zaragocista, al entrenador se le presenta un domingo complicado en la gestión de las piezas. "Con la cantidad de jugadores que vienen de estar tocados, contra el Cádiz será muy importante no agotar el tercer cambio. No usarlo o hacerlo muy al final. Por las circunstancias de estos futbolistas. Sabiendo el estado de varios de nuestros jugadores, habrá que tener mucho cuidado con el asunto de los cambios", añadió.

Etiquetas
Comentarios