Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Kagawa no se entrenó este viernes y hasta última hora no sabrá si estará ante el Cádiz

La estrella japonesa, ausente ante el Málaga en el duelo del jueves por un catarro con fiebre, no asomó por el césped en toda la mañana. En la sesión del sábado, la última, Víctor sabrá si puede contar con él el domingo a las 16.00.

Kagawa, en la Ciudad Deportiva.
Kagawa, en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

Shinji Kagawa podría estar ausente también en el partido del domingo ante el Cádiz en La Romareda (16.00), en apenas 48 horas, del mismo modo que su baja por un catarro con fiebre fue el principal inconveniente táctico con el que tuvo que lidiar Víctor Fernández en la tarde del jueves ante el Málaga, también en el estadio municipal, en la jornada intersemanal que se ha desarrollado en Segunda División en este arranque de octubre.

Su mejoría, que sigue su curso, ha recomendado cautela y nulas precipitaciones en su reincorporación al grupo. Aunque se le esperaba ver en el entrenamiento matinal de este viernes en algún momento (era una sesión suave, pos partido), finalmente Kagawa no asomó por el césped de la Ciudad Deportiva en ningún momento. 

El japonés trabajó todo el rato en el gimnasio, con los recuperadores, en una jornada personalizada a su medida. En realidad, era un día sin exigencias de ningún tipo, ni físicas ni tácticas, pues los titulares 12 horas antes en el partido con el Málaga apenas iban a tonificar músculos, como es habitual el día después de una jornada de competición. Y, en este caso, por la cercanía enorme del siguiente partido con el Cádiz, el resto tampoco iba a ser objeto de trabajos con hondura. Por eso, Kagawa tampoco ha corrido en demasía para volver al grupo.

La estrella japonesa, aún bajo los efectos de ese proceso de origen vírico que lo dejó K.O. ante el Málaga, sabrá tras el último entrenamiento, el sabatino, si su cuerpo está apto para jugar el domingo en la sobremesa frente al Cádiz o si, por el contrario, es necesaria una convalecencia más larga. Él será, al mediodía del sábado, quien acuerde con el médico lo más conveniente. Y hasta ahí, Víctor Fernández no sabrá a ciencia cierta a qué atenerse con el nipón. 

Son, pues, horas de incertidumbre al respecto. Todo viene muy apretado en los plazos. Apenas hay margen para recuperaciones físicas de cualquier tipo. Y la presencia de Kagawa es una que se antoja fundamental ahora mismo, mucho más si se tiene en cuenta que Luis Suárez, el goleador del equipo en el arranque liguero, es seria duda (está casi descartado salvo evolución súbita favorable) para estar en la convocatoria ante los gaditanos). Por este detalle, la presencia de Kagawa sería aún más importante para Víctor Fernandez. La respuesta llegará in extremis, 24 horas del partido.

Etiquetas
Comentarios