Despliega el menú
Real Zaragoza

Papunahsvili sustituye a Kagawa y Clemente vuelve al once del Real Zaragoza ante el Málaga

Víctor Fernández solo introduce dos cambios respecto del último partido en Oviedo y mantiene la tripleta de centrocampistas.

La Romareda, una hora antes del partido.
La Romareda, una hora antes del partido.
José Vidal

El Real Zaragoza afronta este jueves (19.00), en jornada intersemanal, el partido de la 9ª estación de la liga de Segunda División, que trae a La Romareda al Málaga CF, ubicado en puestos de descenso a Segunda B con solo 7 puntos (los andaluces son antepenúltimos, en el puesto 20º) y con solo una victoria en su haber, la lograda en la primera cita del torneo en agosto en Santander (0-1). 

Por su parte, el equipo que dirige Víctor Fernández, aun con un partido menos (el aplazado en Fuenlabrada), arrancan la cita en la 3ª posición en la tabla y aspiran a terminar la jornada en puestos de ascenso directo junto al Cádiz, que será el próximo visitante del estadio zaragozano dentro de 72 horas, el domingo próximo a las 16.00. El Zaragoza es el único bloque de la categoría que permanece invicto, con 4 triunfos y 3 empates en su balance.

La gran novedad en el equipo blanquillo es la titularidad del georgiano Papunashvili, que ocupará la mediapunta en el puesto del resfriado Kagawa, que es baja esta tarde. Además, el central Clemente regresa al once inicial en el lugar de Grippo.

Así, el cuadro zaragocista alineará a Cristian Álvarez; Delmás, Atienza, Clemente, Nieto; Eguaras, R. Guti, Javi Ros; Papunashvili; Dwamena y Luis Suárez. En el banquillo estarán Ratón, Lasure, Guitián, Grippo, Blanco, Pombo y Soro.

Por parte del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, su entrenador, opondrá a Munir; Ismael, Luis Hernández, Lombán, Juan Carlos; Luis Muñoz, Keidi Bare; Keko, Juanpi, Adrián; y Sadiku. Los suplentes del equipo andaluz serán Kellyan, Diego González, Lorenzo, Boulahroud, Benkhemassa, Renato y Antoñín.

Arbitrará el colegiado riojano Ocón Arráiz. La tarde es veraniega en Zaragoza, con 27 grados y un leve viento. El césped de La Romareda está en perfecto estado. El hecho de jugarse en día laborable y en horario de comercio restará algo de presencia de aficionados en las gradas.

Etiquetas
Comentarios