Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Oviedo, el colista inesperado

La angustia paraliza al equipo astur, un adversario potente que necesita reaccionar ante el Zaragoza.

Real Zaragoza
Javi Rozada se dirige a sus jugadores en una sesión de entrenamiento en el Carlos Tartiere.
Real Oviedo

Nadie esperaba al Oviedo allí, sepultado en el fondo de la tabla. Pero los datos explican lo inesperado del rival de hoy del Real Zaragoza: tantos puntos (dos) como entrenadores en siete jornadas, todavía no conoce la victoria, 13 goles encajados en 630 minutos, cinco tarjetas rojas recibidas en tan breve espacio temporal. La estadística argumenta la desesperación de este imprevisto colista de la Segunda División. Pocos registros más cabe ofrecer, pues los relativos al esquema sencillamente resultan imposibles de definir: ha jugado de tantas formas en tan solo siete partidos, que carece de estructura táctica definida. Solo hay dos puntos y no hay equipo...

Su entrenador, Javi Rozada, asumió la responsabilidad técnica hace poco más de una semana. Entrenó el lunes de la semana pasada y el jueves ya tuvo que jugar ante el Extremadura (1-1). Tres días después, perdió en El Toralín de Ponferrada (2-1), con un par de pifias condenatorias en defensa incluidas. Sin embargo, el paso de los días parece animar al joven entrenador. "Poco a poco va llegando mi mensaje. Siempre que hay un cambio de entrenador, es difícil. En el día a día, a base de convencerlos. Estoy contento, están por la labor, creen en mi mensaje. No tuve tiempo para asimilarlo, para digerirlo. La semana pasada fue una locura. Es una responsabilidad grande, soy el entrenador del Oviedo y además de la ciudad. No podemos fallar, intento abstraerme de todo y ayudar al equipo", confesó anteayer, como síntesis de la primera semana en que ha podido trabajar con relativo tiempo con todo el plantel.

Rozada brincó al primer equipo desde el filial, conjunto de Segunda B al que el año pasado ascendió desde la Tercera asturiana. Sustituyó como inquilino del banquillo del Tartiere a Sergio Egea, entrenador que dirigió las últimas semanas del pasado curso y las cinco primeras del actual. Con menos de dos semanas en el cargo, Rozada intenta edificar un equipo sobre una arquitectura táctica de 1-4-2-3-1. Hasta ahora, la fragilidad defensiva está lastrando el rendimiento de un colectivo sin demasiadas referencias estables. Pese al coladero defensivo, Rozada volverá a apostar hoy por los centrales Carlos Hernández y Christian Fernández. "En Ponferrada estuvieron muy bien hasta el minuto 60 y cometieron ese error, a partir de ahí perdieron esa valentía. En el segundo gol estaba la línea atrás porque estaban asustados. Tienen muchos partidos en el fútbol profesional y tienen que ayudarnos. Los vi bien esta semana. Van a jugar los dos. Queremos afianzar al equipo en un contexto y no cambiar tantos hombres atrás", dijo Javi Rozada, que cubrirá los laterales con el canterano Lucas y con Mossa. El argentino Nereo Champagne cuidará el portal.

En el medio, se anuncia la aparición de Sangalli. "Marco Sangalli va a jugar en la derecha, es un jugador de banda que nos dará mucha amplitud", consideró Rozada. Con Sangalli abierto en el costado derecho, serán Lolo y Tejada los mediocentros. Más adelantados, Rozada también descubrió las variantes que maneja. "A Borja Sánchez lo veo más por dentro que a Saúl Berjón (jugará pegado a la banda izquierda). Borja Sánchez (mediapunta), cuando se mueve en zonas interiores, puede hacer daño. Me gusta permutar las posiciones y dependerá del enfoque del rival. Los dos, cada uno con sus virtudes, nos ayudarán mucho", anunció.

Arriba, como referencia ofensiva, el ariete exzaragocista Alfredo Ortuño. Ya ha marcado cinco goles, que, aunque no le han servido de mucho al Oviedo, dimensionan su valía real. No obstante, el técnico apela a la fortaleza grupal para sacar al conjunto del sótano clasificatorio. "Serán importantes todos. Esta semana intentaré meter lo máximo de gente, que todo el mundo se vea importante", reiteró el técnico que anhela rescatar al Real Oviedo, el técnico que hoy se medirá con el Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios