Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor trabaja la estrategia para Oviedo en La Romareda en un jueves especial

El Real Zaragoza se entrena este jueves en el estadio, después de hacerse la fotografía oficial de la temporada y con una rueda de prensa posterior de Kagawa.

La plantilla del Real Zaragoza, al inicio del entrenamiento extraordinario de este jueves en el estadio de La Romareda.
La plantilla del Real Zaragoza, al inicio del entrenamiento extraordinario de este jueves en el estadio de La Romareda.
José Vidal

El Real Zaragoza cambió sus rutinas este jueves para preparar la estrategia del importante partido del domingo en el Carlos Tartiere, ante el colista Oviedo (18.30). Dejó la Ciudad Deportiva para llevar a cabo su sesión de trabajo táctico en el estadio de La Romareda. Hay dos motivos que han derivado en esta permuta: uno, que la plantilla se ha hecho la fotografía oficial de la temporada, vestidos con el traje de faena, el de futbolistas; y dos, que el elegido por el club para ser el portavoz del vestuario en esa fecha es el japonés Kagawa, que arrastra tras de sí un movimiento mediático que requiere de una sala de prensa más grande que la existente en las instalaciones de la carretera de Valencia. 

Víctor Fernández tiene así la oportunidad de utilizar el excelente marco del estadio para preparar los detalles tácticos de cara al duelo en Asturias, donde Delmás ocupará con seguridad el lateral derecho ante la baja de Vigaray por lesión y, por el mismo motivo, Raúl Guti apunta a volver al centro del campo en el hueco que deja el también lastimado Igbekeme en el último partido ante el Lugo, el pasado sábado.

Víctor sigue contando con el juvenil Francés, lateral diestro, para poder ejecutar el partidillo de simulacro, tal y como ya hizo el día anterior. 

En la sesión preparatoria solo estuvieron ausentes los dos lesionados citados, Vigaray e Igbekeme, además del capitán Zapater, que sigue sin fecha para reincorporarse a la normalidad por sus problemas de rodilla que arrastra desde mayo. Por su parte, Luis Suárez, que abandonó el césped cojo, muy sobrecargado en los músculos de sus piernas tras la finalización del duelo ante el Lugo, está evolucionando bien a lo largo de la semana y no tendrá problemas para volver a ser pieza clave en el ataque zaragocista en Oviedo dentro de algo más de 72 horas. 

Etiquetas
Comentarios