Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Delmás: "Hemos empezado muy bien, pero esto es muy complicado"

El lateral aragonés, recién renovado su contrato y con la titularidad a mano en varios partidos por la lesión de Vigaray, considera que "no nos podemos fíar" del partido del domingo en el campo del colista Oviedo.

Julián Delmás, en el entrenamiento del Real Zaragoza.
Julián Delmás, en el entrenamiento del Real Zaragoza.
Toni Galán

Julián Delmás, hasta el pasado sábado, llevaba inédito un mes, el primero de la actual temporada 2019-20. Tapado por el nuevo fichaje para el lateral derecho, Vigaray, el canterano ha empezado el curso en un segundo plano. También como derivada de su no renovación de contrato, asunto que se ha alargado en el tiempo sin un final visible hasta hace solo 72 horas, momento en el que el club anunció la ampliación del compromiso contractual hasta 2023.

De repente, Delmás arregla sus circunstancias internas y, simultáneamente, Vigaray sufre una inoportuna lesión muscular en el minuto 58 del último partido en La Romareda contra el Lugo. Y así, el '22' blanquillo jugó sus primeros minutos, en la recta final del 0-0 ante los gallegos. 

La baja de Vigaray, por 3 semanas, va a permitir a Delmás ocupar el lateral diestro de la zaga aragonesa durante 4 o 5 partidos si Víctor Fernández no decide algo diferente a lo normal. Y el de Monegrillo, en la matinal de este miércoles, estrenó la sala de prensa de la Ciudad Deportiva una vez estabilizada su ubicación en la plantilla y la entidad. 

"Tenía muchas ganas de que llegara el día de renovar. Y, además, este sábado tuve la suerte de debutar en esta liga, aunque fuera por la mala pata de la lesión de un compañero", comenzó diciendo Delmás con la sonrisa en el rostro. "He intentado, durante el verano, salirme de todo eso que se hablaba sobre la posibilidad de que yo me tuviera que marchar del Real Zaragoza. Después del año pasado, que fue malo para todos, tenía que limpiar un poco la mente y volver con ilusión. Y me he limpiado bastante", añadió.

El fibroso carrilero diestro ya tiene los cinco sentidos puestos en la cita del Real Zaragoza ante el colista Oviedo el próximo domingo. En apenas 7 días, su horizonte ha pasado de estar oscuro (no ha ido convocado en la mayoría de los partidos) a tener toda la luz enfocada en él por la baja médica de Vigaray, su enorme competencia este año. Delmás no ha bajado los brazos pese a tan evidente elevación de la cota de exigencia para la titularidad en su puesto. "Yo estoy como el primer día que subí al primer equipo. Siempre he trabajado duro, esperando mi oportunidad. Y lo voy a seguir haciendo. Es verdad que Vigaray está a buen nivel, que ha hecho las cosas bien. Esto es bueno para el equipo, para que todos mejoremos. Es una competencia sana la que tenemos entre los dos", dijo el aragonés. 

Julián Delmás adelantó algunos matices del proceso de preparación mental que está llevando a cabo Víctor Fernández ante un choque, el del Tartiere, tan singular por la mala marcha de los asturianos y por la presión ambiental que el adversario carbayón va a tener de inicio desde su propio público. "La de Oviedo es una salida muy complicada. Nos vamos a enfrentar a un buen equipo, pero que está pasando por una situación un poco jodida. Creo que van a salir a muerte. Por eso será difícil para nosotros. Así que debemos estar preparados. En cualquier campo puedes perder. No te puedes fiar de nadie en la Segunda División. El Oviedo, en cualquier momento puede coger una dinámica buena y tirar hacia arriba", avisó en boca de todos los componentes del vestuario.

En cuanto al formato de partido que buscará el Real Zaragoza en Oviedo, Delmás dejó un dato que, como cada jornada, va a ser clave en el éxito de los de Víctor: "Será importante volver a dejar la portería a cero, pero también será un pilar fundamental ponerse por delante en el marcador en un campo como el del Oviedo, por la situación que padecen. Si lo logramos, se lo pondremos muy complicado", subrayó.

Sobre el cariz positivo que ha adquirido el remozado Real Zaragoza en este ilusionante comienzo liguero, Delmás quiso poner cierto contrapunto a la euforia. "Hemos empezado muy bien, pero nunca sabes lo que puede pasar. Estamos todos muy contentos, con ganas e ilusión. Pero esto es muy complicado. Llevamos muchos años en Segunda y lo sabemos. Es muy largo y hay que seguir, porque queda un mundo", analizó.

Etiquetas
Comentarios