Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Dwamena: "La velocidad es una de las formas con la que me gusta marcar goles"

El delantero ghanés del Real Zaragoza repasa su progresión en el equipo en el arranque de liga, su mezcla con Luis Suárez y Kagawa y su particular forma de ejercer el puesto de ariete. Unas declaraciones de gran valor.

Dwamena, en la mañana de este jueves antes de su rueda de prensa.
Dwamena, en la mañana de este jueves antes de su rueda de prensa.
José Vidal

Raphael Dwamena, delantero ghanés del Real Zaragoza, atendió a los medios de comunicación en la mañana de este jueves. Lo hizo en inglés y con traductor. Su español es aún precario (pese a haber vivido el año pasado ya en Valencia, donde jugó en el Levante de Primera División, de donde ha llegado cedido al club aragonés). Escuchar las valoraciones de internacional por Ghana era en este momento un asunto interesante, por su relevancia en el equipo y por lo inusual de sus comparecencias ante la prensa por esa fractura que le ocasiona el idioma. 

Dwamena habló, en principio, de su calma anímica una vez ha logrado abrir la lata de los goles, con el que firmó en Alcorcón para estrenarse y el que anotó al Extremadura el pasado domingo en La Romareda, el primero ante la afición zaragocista. "Estoy más cómodo, más asentado. Es lógico en un delantero que cuando marca goles se sienta mejor. Aunque para mí lo más importante siempre es el equipo, el club. Si ganamos, todos estamos más felices", comenzó subrayando para dejar claro su talante poco individualista y sí más solidario y colectivo.

Raphael está conformando una delantera llamativa, con Luis Suárez y Kagawa como compañeros de tareas ofensivas. Un trío universal, que reúne gotas de África, América y Asia y que ha iniciado el curso de forma notable: entre ellos han marcado 8 de los 10 goles que lleva el equipo en 5 jornadas.

"Está funcionando muy bien la delantera porque nos comunicamos mucho. Esa coordinación la ensayamos en los entrenamientos. Tratamos de hablar lo más que podemos y los resultados están empezando a llegar, son buenos. Estamos a gusto todos. Si seguimos en esta línea, creo que las cosas van a salir muy bien este año", vaticinó con optimismo.

Los dos goles que ya lleva Dwamena en sus alforjas han sido de factura semejante, en carrera, arrancando como un obús hacia el marco en busca de balones a las espaldas de los centrales rivales. Ya en pretemporada el ghanés dejó claro que su punta de velocidad, su arrancada, su capacidad de 'cuerpear' favorablemente con los defensores rivales hasta ganar posiciones de anotar. Un tipo de fútbol muy específico que, para que sea efectivo, necesita de ayudas y entendimiento de los demás compañeros. Él solo no puede generarse sus propios pases. Cuando él inicia los desmarques, alguien ha de verlo y ser capaz de asistirle, como el último día hizo Eguaras.

"Es verdad que soy rápido, pero no el más rápido. Es cierto que esta es una forma en la que me gusta marcar los goles, en velocidad. Si tengo esta fortaleza, la quiero aprovechar siempre. En los dos goles anotados ante el Alcorcón y el Extremadura las jugadas decisivas llegaron así, a través de la velocidad", comenzó admitiendo al respecto el potente ariete africano.

Es una evidencia que a Dwamena aún le falta engrase en el mecanismo de ataque del Real Zaragoza de Víctor Fernández: "Todavía podemos mejorar todos en el modo de jugar en ataque. Yo puedo aprender aún mucho de mis compañeros y ellos también pueden aprovechar mejor mi forma de moverme y mis otras habilidades. No hemos alcanzado aún la cohesión perfecta, es muy pronto. Dejemos pasar 4 o 5 meses y veremos como todo mejora mucho. Trabajamos permanentemente para aprovechar nuestras cualidades como delanteros", asumió con franqueza.

Si en velocidad Dwamena ya se ha mostrado efectivo, su asignatura pendiente es la de definir en gol jugadas de '9' puro dentro del área. Ahí, con los sistemas defensivos del adversario cerrados, los problemas son aún importantes

"Puede ser cierto que no se me vea cómodo en el área en estos primeros partidos cuando las defensas se nos cierran. Pero ahí existen muchas otras maneras de marcar goles. Es cosa de todo el equipo, pueden llegar desde el medio campo, desde los laterales y extremos. Hay que trabajar más en este aspecto, pero yo no soy el único que puede marcar goles en el área. Con el rival atrás siempre es más difícil, pero no imposible. Llegarán los goles de ese modo", dijo Raphael.

Otro inconveniente que está debiendo solventar día a día es el de los duros marcajes, las constantes faltas que recibe y que los árbitros no siempre aprecian convenientemente. Dwamena también se pone deberes en esta asignatura: "En estos primeros partidos me he dado cuenta que en la Segunda División española las entradas son más duras, el juego es en sí más duro con los delanteros. Es diferente a lo que te encuentras en una Primera División. Lo he acusado. Es así. Pero poco a poco me voy adaptando. Debo mejorar mi condición física para encajar perfectamente en este tipo de fútbol", señaló el '11' zaragocista.

El delantero del Real Zaragoza, que acaba de cumplir 24 años, lanzó otro mensaje positivo hacia la afición en relación a su mezcla con los otros puntas, el colombiano Suárez y el japonés Kagawa. Tres piezas dispares que hasta hace muy poco tiempo no se conocían de nada y habían llevado unas trayectorias bien diferentes, por edad y hábitat futbolístico. 

"Yo sé que puedo hacerlo mucho mejor. Puedo mejorar bastante. Y tanto Kagawa, Luis Suárez como yo nos tenemos que acostumbrar a lo que nos pide el entrenador. Somos tres nuevas incorporaciones y aún nos estamos conociendo en el campo. Esto deberá mejorar en los próximos partidos, seguramente", anunció

Etiquetas
Comentarios