Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Bisonte Suárez conquista el Real Zaragoza

La energía, potencia y competitividad del colombiano seducen a La Romareda e impulsan sus 4 goles en 5 partidos, siendo ya uno de los Pichichi de la categoría

La Romareda. Partido Real Zaragoza-Extremadura / 15-09-20019 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Luis Suárez, en la acción de su gol al Extremadura en la segunda parte
Guillermo Mestre

Dentro de la nube de felicidad y entusiasmo en la que viaja subido el Real Zaragoza de este comienzo de temporada, sobresalen varias notas individuales. La genialidad de Kagawa, la creatividad de Eguaras, la seguridad de Atienza, las proezas de Cristian Álvarez… Ninguna, en todo caso, contiene la fuerza de una revelación como el colmillo y la energía de Luis Suárez. Del delantero colombiano, de 21 años, se intuían muchas cosas cuando el Zaragoza lo medio ató entre abril y mayo. Era un chico con las condiciones -y el hambre- como para creer en él como un atacante al borde la explosión definitiva.

Sin embargo, en pocos pronósticos cabía una anunciación como la suya en estas primeras jornadas. Periodo en el que ha conquistado a La Romareda con su energía, su determinación, su competitividad, su potencia, su físico, su voracidad, su golpeo, su intimidación y sus goles. Luis Suárez lo corre y lo gana todo. Empuja. Cuerpea. Se impone. Llega. Muerde el área… Y marca. Suma ya cuatro goles en cinco jornadas. Solo en Ponferrada se quedó sin marcar. Agrega también asistencias y un sacrificio colectivo incansable. Ya se le observa entre los cuatro máximos goleadores de la liga, con cuatro tantos, compartiendo así piso con Stuani (Girona), Álex (Cádiz) y Cristian Herrera (Lugo).

El arranque goleador de Luis Suárez le sitúa entre los mejores entre los delanteros de referencia del Zaragoza en sus últimas temporadas en Segunda. Borja Bastón sumó tres goles en sus primeros cinco partidos (debutó en la segunda jornada) con el Zaragoza en la campaña 14-15. Borja Iglesias, por su parte, anotó también tres en el comienzo de hace dos cursos. A Luis Suárez solo le resisten comparación en sus primeras cinco apariciones Ángel Rodríguez, que con dos doblete firmó cuatro goles en las dos jornadas inaugurales de la temporada 16-17. Y Ewerthon, que también marcó cuatro en la 08-09.

Durante estos primeros partidos en el Real Zaragoza, Luis Suárez se ha descubierto como un delantero de condiciones muy concretas, pero con una impronta devastadora para la categoría. Posiblemente, no haya un defensor en toda la Segunda División ahora mismo con la capacidad física, con su poderío atlético, para contenerle. El colombiano marca las diferencias en este aspecto porque, además, utiliza con inteligencia y astucia esa superioridad. Todo tiene sentido en sus carreras profundas, sus caídas a banda, sus desmarques de apoyo, sus choques contra el rival… No tiene la finura, la calidad técnica, la habilidad y la sugestión de otros delanteros que pasaron por esta plaza en Zaragoza, pero Luis Suárez representa un talento ofensivo de primer orden, a su manera. Demoledor al espacio, entiende la geografía del área y el arte del remate. Tampoco le falta generosidad.

Juega al fútbol embistiendo, arrojando sus músculos y su aliento contra todas las pelotas a las que él cree que puede dar vida. Su uso del cuerpo, su potencia, su fuerza salvaje, su alma de bisonte lo convierten, de momento, en un arma única para el Real Zaragoza. En un futbolista que no tiene más secreto que conocer sus límites. Luis Suárez no pierde el tiempo en aquello que sabe que no le dará frutos. Oculta sus debilidades y vuelca toda su juvenil vitalidad en sus fortalezas., moviéndose en el campo por y para el gol. Y así, conociendo lo que eres, se llega lejos en el fútbol.

Etiquetas
Comentarios