Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Igbekeme jugará en Ponferrada y falta saber a quién desplazará al banquillo

Soro o Dwamena son los principales candidatos a quedarse fuera del once inicial, respecto del primer partido de liga ante el Tenerife, cita que se perdió el nigeriano por una comentada gastroenteritis.

James Igbekeme, en la sesión preparatoria de este viernes, en perfecto estado de uso.
James Igbekeme, en la sesión preparatoria de este viernes, en perfecto estado de uso.
Francisco Jiménez

James Igbekeme llega en perfecto estado de uso al partido de la 2ª jornada, el domingo a las 18.00 en El Toralín de Ponferrada. Tras su comentada gastroenteritis del pasado fin de semana, cimiento de su súbita ausencia en el estreno liguero ante el Tenerife en La Romareda que puso en marcha el molinillo de suspicacias sobre una posible salida hacia otro club en formato de traspaso en los próximos días, el dinámico centrocampista nigeriano viajará a El Bierzo y, según anunció Víctor Fernández, jugará con total seguridad.  

"En condiciones normales, es un chico que tiene que jugar siempre. O casi siempre. No hay nadie imprescindible en un equipo pero, para mí, Igbekeme es un jugador muy importante. Tiene un ritmo físico, un ritmo de balón, una capacidad de traslación que lo pueden convertir en un jugador diferencial en la categoría", ponderó Víctor para iniciar el bando en el que hace saber a todo el mundo que Igbekeme lucirá su '12' a la espalda por primera vez en esta liga 2019-20 en Ponferrada.

"Si está en condiciones el domingo, tiene que jugar. Jugar, va a jugar. Y si juega, saldrá alguno del equipo inicial. No habrá muchos cambios de salida. No voy a descubrir quién se quedará fuera. Porque, si lo hago, el entrenador rival va a descubrir nuestra distribución sobre el terreno de juego", continuó aseverando Fernández. O sea, que el equipo va a ser Igbekeme y 10 más. Y, para hacerle hueco, uno de los del 2-0 al Tenerife se tiene que quedar en el banquillo de suplentes de entrada. Soro o Dwamena son los candidatos a ser desplazados, aunque Víctor no quiso dar ninguna pista, por lo que no cabe descartar una tercera opción ahora encriptada. 

James Igbekeme ha sido sujeto protagonista en los últimos días, toda vez que sigue vigente la advertencia del club desde principios de verano de que es posible su salida si llega una oferta de dinero que así lo aconseje, algo que sustentó el propio futbolista en un momento determinado abriéndose las puertas a jugar en Primera División como su sueño mayor, reconociendo que su paso por el Real Zaragoza era un trampolín en su emergente carrera. Víctor salió este viernes al paso solicitando explícitamente que no se venda al africano salvo que alguien pague su cláusula de rescisión, de 10 millones de euros. Y, mientras tanto, fue sacando al jugador del ojo del huracán aprovechando el partido amistoso -de imprevistas lecturas torcidas- jugado el miércoles en Brea.

"Igbekeme, a consecuencia de ese problema de gastroenteritis que tuvo el fin de semana pasado, fueron 3 o 4 sesiones las que hizo sin estar en las mejores condiciones. Pero es un chico con una fortaleza importante. A Brea lo llevé el miércoles para que acelerase su recuperación", señaló Víctor para confirmar que ya está en condiciones de jugar. 

Después de Ponferrada, aún quedará un tercer partido de liga dentro del mercado estival de fichajes, o sea, con todo abierto en cuanto a compraventas de futbolistas: el del viernes que viene ante el Elche en La Romareda, de la 3ª jornada. Hasta después de ese hito temporal, Víctor y el zaragocismo no podrán mirar a Igbekeme con seguridad de su destino final. Son las cosas de la aberrante normativa que sigue rigiendo en el fútbol español, que lleva por caminos inversos y de colisión lógica a la pura competición y al negocio de los traspasos y fichajes. Sin la más mínima coordinación que manda el sentido común.

Etiquetas
Comentarios