Real Zaragoza

real zaragoza

Primeros tres puntos en juego

El Real Zaragoza recibe hoy al Tenerife en La Romareda (21.00) en la jornada inaugural de la liga 19-20.

Llegada del Real Zaragoza antes del partido contra el Tenerife
Llegada del Real Zaragoza antes del partido contra el Tenerife
HTV

Ya está aquí la liga. En la noche de este sábado 17 de agosto, en pleno tiempo de canícula todavía, se abre el telón de la liga 2019-20 en La Romareda con un Real Zaragoza-Tenerife lleno de alicientes y esperanzas entre la afición blanquilla. Será el primer kilómetro de los 42 que tiene el maratón de la Segunda División, asemejando esa distancia a la longitud en jornadas de una competición dura, interminable, nerviosa y llena de trampas durante casi 10 meses de pelea entre 22 rivales de todo tipo de condición.

Arranca la séptima temporada consecutiva del Real Zaragoza en la división de plata. Lugar hostil, inhóspito para el viejo club aragonés, que nunca estuvo en casi 90 años de vida tanto tiempo alejado de la élite, su hábitat natural. Con Víctor Fernández al frente del banquillo, dando una inusual continuidad al cargo y engarzando así con el aceptable final del curso pasado, donde se salvó el pellejo del descenso a Segunda B por los pelos. Con un cambio en el seno del club, el primero en un lustro, que también genera sus expectativas de cara al futuro.

Todo el mundo espera que este, por fin, sea el año bueno. El de estar arriba en la tabla desde el principio. El de lograr ejercer el papel de favorito histórico pese a que el presupuesto global para el gasto en plantilla siga estando por debajo de la mitad del escalafón, fruto de la nociva herencia del agapitismo que casi aniquiló el club. Por estadística, ya toca vivir un curso positivo, con vientos de cola, con buen rollo y disfrute general.

En este envoltorio llega el Tenerife a Zaragoza para poner en escena la jornada inaugural. En el club aragonés la estrella es el japonés Kagawa, que debutará según anunció este viernes Fernández. También se estrenarán los delanteros Dwamena y Luis Suárez, ghanés y colombiano, que han venido para cambiarle la cara por completo a la vanguardia zaragocista tras las máculas recientes.

Atrás, también aguardan las novedades del potente lateral diestro Vigaray y, probablemente, la del fornido central Atienza (que viene justo físicamente tras un leve problema muscular en pretemporada). Víctor quiere que ambos sean el salvoconducto para armar una zaga segura y rocosa, rectificando uno de los males eternos del Zaragoza en Segunda: su blandura en la retaguardia que ha arruinado cualquier posibilidad de éxito año tras año.

En la media, en la zona de creación, la máxima atención la centrará el citado Kagawa. Falta saber si desde el inicio o, por la falta de ritmo lógica tras su reciente llegada, Víctor decide que salga desde el banquillo. El joven extremo Blanco es otro susceptible debutante. Como lo es el prometedor central canterano Clemente, que también viene de un año en el dique seco por una lesión de rodilla.

La baja sorprendente, de última hora, será Igbekeme. Una inoportuna gastroenteritis, que este viernes se daba por solucionada antes del entrenamiento por parte de Víctor, lo ha dejado fuera de la lista. Una ausencia de peso en los planes del Fernández, sin lugar a duda.

En frente estará un Tenerife también remozado, con las caras nuevas del entrenador, Aritz López Garai (sonó el ex del Numancia y Reus para el Zaragoza antes del sí de Víctor), y de los jugadores Ortolá, Sipcic, Dani Gómez y, si juegan, Moore y el exzaragocista Álex Muñoz.

Es una noche de incógnitas, como cada estreno de liga que se precie. La pretemporada suele ser un tiempo engañoso y viscoso. Hoy llega el fútbol de verdad. La realidad de cada uno. Los casi 27.000 abonados blanquillos sueñan con un inicio prometedor.

Etiquetas
Comentarios