Real Zaragoza

Christian Lapetra: "Víctor Fernández cree en el proyecto y en los jugadores"

Este sábado arranca la Segunda División. Dentro de la incertidumbre propia de la competición, el presidente del Zaragoza manifiesta la certidumbre en la fortaleza de su equipo.

Christian Lapetra y el reflejo de un hombre que confía en las posibilidades del Zaragoza
Christian Lapetra y el reflejo de un hombre que confía en las posibilidades del Zaragoza
Guillermo Mestre

En una horas nacerá un nuevo curso en la Segunda División. Pertenece al terreno de la obviedad que el Zaragoza anhela regresar a Primera cuanto antes. Entrenador, consejero delegado y usted como presidente no ocultan este objetivo irrenunciable.

Mantenemos el mismo discurso. Para lograrlo, tenemos que hacer las cosas de la mejor forma posible, pues se prevé otra vez una Segunda División durísima. Vamos a intentarlo, vamos a pelear en la zona alta, siempre con la meta de devolver al Zaragoza a la categoría que merece, que no es otra que la Primera División.

Acaban de ascender Osasuna, Granada y Mallorca. Ninguno de ellos había descendido de Primera el año anterior. Clubes con más potencial económico, como Las Palmas, Málaga o Deportivo no lo lograron. ¿Qué conclusión extrae de este dato objetivo?

Ante todo, evidencia que el dinero no lo es todo en el fútbol. Sin ninguna duda, el dinero ayuda, pero no lo es todo. Por ejemplo, el año anterior el Granada no ascendió a Primera cuando contaba con mucho más presupuesto tras la indemnización que recibió por el descenso. El Mallorca, por su parte, supo competir de forma excepcional hasta llegar al ‘play off’, y allí supo ascender aprovechando su oportunidad. Osasuna, sin embargo, tenía un equipo muy maduro. Muy pronto vimos que iba a ser candidato a todo. Considero que era el bloque más completo. El año anterior compitió peor. Esta temporada consiguió conjugarlo todo, hasta la suerte. Todo se le dio bien.

A la nómina de candidatos, hay que agregar a Huesca, Rayo y Girona. La empresa del ascenso se antoja ardua…

Siempre es muy difícil ascender. Hay nivel y mucho equilibrio. Esta Segunda División es mucho más divertida e interesante que muchos partidos de la zona de nadie de Primera. Hay muchos clubes históricos en Segunda. Se presume una competición muy igualada, con entidades como nosotros mismos, el Real Zaragoza, que quieren y necesitan subir cuanto antes.

Estará el mismo inquilino en el banquillo, Víctor Fernández. ¿Qué puede aportar su continuidad?

Víctor sigue porque quiere seguir, porque entendimos todos que era la mejor opción para el Real Zaragoza. Cree en el proyecto, en los jugadores. Está trabajando codo con codo con la dirección deportiva. Hay muy buena sensaciones de inicio, que esperamos que se traduzcan en resultados.

Vimos ante el Alavés, en el test más fiable de la pretemporada, un Zaragoza notable. Además, hay portero y afición, dos fortalezas con las que no contarán todos los rivales en la pugna. ¿Qué significan Cristian y los 27.000 abonados?

Nadie duda de que tenemos el mejor portero de la categoría. Cristian además es una excepcional persona. Él está contento en Zaragoza y eso se nota, lo transmite, que es lo que tiene que hacer el portero. Ayuda a los jugadores jóvenes. En cuanto a la afición, solo podemos decir gracias, pero gracias con mayúsculas. Seguimos teniendo una masa social importantísima, que nos hace ser muy grandes. Son fortalezas fundamentales para creer en este proyecto, para hacer un Zaragoza mejor.

El prometedor Pep Biel ha sido traspasado recientemente.

Puede ser no entendida esta operación por la gente. Explotó el año pasado. Nosotros tenemos que pensar en el presente, pero también en el futuro del club. Hablo de algo tan importante, absolutamente vital, como su supervivencia, su continuidad. Como gestores debemos quitarnos la careta de forofos y ser absolutamente responsables. Tenemos que asegurar la continuidad del club en el tiempo. Solo pido comprensión porque las cuentas son las cuentas. El club necesita recursos para afrontar sus deudas y nosotros tenemos la obligación como gestores de cumplir con esas obligaciones.

Sin embargo, el Real Zaragoza se ha movido con agilidad y acaba de firmar a un futbolista al alcance de muy poquitos clubes de la competición, el internacional japonés Kagawa.

Una gran noticia para todos. La dirección deportiva se ha sabido mover para lograr un fichaje de envergadura. Surgió esta gran oportunidad de mercado y se consumó la operación. Se trata de un gran futbolista, de un jugador contrastado, como su paso por el Manchester United y el Borussia de Dortmund demuestra. Esperamos que se adapte pronto y que la afición disfrute de todo el fútbol que lleva dentro. A todos los niveles representa un avance para el Zaragoza, además de demostrar que el club sigue teniendo tirón pese a militar en Segunda.

Sin Kagawa, faltaban dos fichajes. ¿Cómo se cerrará la plantilla?

Con este sistema de competición, vamos a disputar tres jornadas de liga y todavía no estará cerrado el mercado. Tenemos que atenernos a las directrices deportivas, a la propia dinámica del mercado y a nuestro presupuesto. Estoy convencido de que completaremos un conjunto muy competitivo, más aún de lo que es ya.

El nuevo alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, asistió al partido de presentación. En otra ciudad parecería obvio, pero en Zaragoza no lo es… Perdón, no lo era...

Es fundamental que haya sintonía con las instituciones, sintonía que con el Ayuntamiento últimamente no siempre la ha habido. Jorge Azcón ya habló del campo de fútbol en sus proyectos. Se trata de un equipamiento para la ciudad de una magnitud enorme. Y no solo para los zaragocistas, sino para todos los zaragozanos.

No hay que olvidar que La Romareda es el escenario en el que cada 15 días se reúnen más aragoneses.

La nueva Romareda es necesaria para un equipo y una ciudad de vanguardia.

Etiquetas
Comentarios