Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza alcanza los 26.440 abonados

Supone un aumento de 2.300 abonados respecto a la misma fecha de la pasada temporada

Kagawa, en el entrenamiento de este miércoles, está contribuyendo a crear expectación.
Kagawa, en el entrenamiento de este miércoles, está contribuyendo a crear expectación.
Toni Galán

El corazón del zaragocismo late con fuerza. Ni la estancia prolongada en Segunda División ni las decepciones deportivas han minado a una afición que mantiene e incluso incrementa su apoyo al equipo. Los números lo atestiguan. En la jornada de este miércoles se alcanzaron los 26.440 abonados, 2.300 por encima de los conseguidos la temporada anterior en la misma fecha. Por algo el Real Zaragoza es el club con más socios de la categoría de plata y figuraría en el ‘top ten’ de Primera División.

"Está siendo una campaña excepcional. Contamos con una masa social increíble. El zaragocismo está viviendo un momento muy bonito porque todo esto se está produciendo en una época sin títulos y en Segunda. Para contextualizarlo, no hay que olvidar que en varias de las últimas temporadas en Primera, no se alcanzaron ni siquiera los 20.000 abonados", explica Carlos Arranz, director de Marketing.

El hito único que queda como referente, como récord a superar, es el de la cantidad de abonos que se acabó consumando en la temporada pasada, que acabó en los 27.360, que supuso un crecimiento del 26% del número de abonados respecto a la anterior campaña. Y esa cifra, tremenda para un club que milita hace un tiempo en Segunda División, no se alcanzó hasta el 26 de septiembre pasado, ya con la liga comenzada. Todo hace prever que se superará en breve.

Como muestra, ya están agotadas las localidades en las Curvas Norte y Sur, en el Gol de pie y anoche apenas quedaban 14 en la Grada Norte.

Además, Carlos Arranz destaca un fenómeno que se ha producido entre la masa social blanquilla. "Se está rejuveneciendo. La pasada campaña tuvimos la media de edad más baja de los aficionados en Segunda, con 35 años. Además, están aumentando mucho los abonos de familias o de grupos de amigos", revela.

A esta maravillosa tendencia se ha sumado el efecto Kagawa, que según Arranz, ha contribuido a «generar un clima de optimismo y expectación muy importante». Un empujón que se ha dejado notar especialmente en la tienda del club, que lleva dos días despachando camisetas con el ‘23’ del astro japonés. La talla M está agotada y el club está en espera de recibir una nueva remesa procedente de la marca Adidas.

Etiquetas
Comentarios