Real Zaragoza

real zaragoza

El Mallorca quiere a Pombo

El club balear está bien situado para el fichaje del atacante aragonés en el tramo final del mercado. El Zaragoza aún tiene pendiente resolver su salida de la plantilla en los próximos días.

Jorge Pombo se lamenta durante el partido del pasado sábado contra el Tudelano.
Jorge Pombo se lamenta durante el partido del pasado sábado contra el Tudelano.
Daniel Marzo

La salida de Jorge Pombo sigue pendiente en la lista de tareas del Real Zaragoza, justo cuando el mercado entra en su últimas tres semanas de vigor. Al atacante aragonés se le ha abierto en las últimas horas la puerta del Mallorca, club interesado en su incorporación desde comienzos de verano y que ahora es la opción mejor colocada para que el futbolista formado en la Ciudad Deportiva continúe su carrera lejos del Real Zaragoza.

El Mallorca busca un atacante polivalente, con capacidad para jugar en los extremos o en la delantera, para reforzar su plantilla y tiene subrayado en rojo el nombre de Pombo junto al del camerunés Paul-Georges Ntep (Wolfsburgo). Son las dos alternativas que Javier Recio, director deportivo del club bermellón, maneja a estas alturas del mercado para potenciar la plantilla de Vicente Moreno, quien ha solicitado, al ser posible, un extremo que conozca el fútbol español, lo que concede cierta ventaja al aragonés.

Jorge Pombo lleva todo el verano en la rampa de salida y en el Real Zaragoza no se ha replanteado su situación pese a que es uno más en el día a día del equipo. Aunque Víctor Fernández al terminar la concentración de Boltaña advirtió que los jugadores transferibles no iban a participar en el calendario de amistosos, el técnico ha hecho, según se ha visto, una excepción con Jorge Pombo, quien ha sumado minutos en todos los partidos de preparación, como si fuera uno más en la plantilla, y al contrario que Diogo Verdasca, el otro futbolista del Real Zaragoza forzado a buscar una salida. El portugués entrena con el equipo, pero no juega los amistosos.

El Real Zaragoza ha recibido a lo largo del verano numerosos mensajes de interés por Jorge Pombo. Prácticamente, una decena de clubes de Segunda División han trasladado propuestas, pero todas ellas solicitando al jugador a coste cero. Cádiz y Oviedo lo han querido especialmente, pero no estaban dispuestos a asumir el coste de un traspaso.

El Real Zaragoza está exigiendo una contraprestación económica por el jugador aunque siendo consciente de que, con solo un año de contrato, su posición negociadora es débil. Los representantes de Pombo llevan todo el verano moviendo su nombre por los despachos del fútbol español, pues al jugador aragonés no le atrae ahora salir a una liga extranjera, donde podría tener una mejor salida en el mercado. Su objetivo es jugar en Primera División y en esa línea se sitúa el movimiento del Mallorca para trazar el camino de su fichaje.

A Pombo le queda un año de contrato, desestimó la oferta de renovación presentada por el Zaragoza durante la pasada temporada, protagonizó algún episodio muy contestado dentro del vestuario y el rendimiento descendente de su nivel de juego dejó, finalmente, como resultado que el club le abriera la puerta de salida. Un club que, desde los despachos con los tiempos y modos de la negociación a las decisiones tácticas de los diferentes entrenadores en el curso pasado, no dio con la tecla en la gestión del caso. Con este contexto, Víctor Fernández autorizó a la dirección deportiva a encontrar una solución en forma de salida. A Pombo se le comunicó que tenía luz verde para buscarse equipo, pero, a su vez, el Real Zaragoza espera obtener una contraprestación económica. No se plantea dejarlo libre. Y aquí ha surgido estas semanas el punto de fricción.

En el mercado se sabe que Pombo no cuenta y que el Zaragoza desea quitárselo, se conoce que es un futbolista con solo un año de contrato, se sabe que su rendimiento ha sido decreciente y que su fútbol presenta dudas y aristas aún para el máximo nivel. Es decir, en los mercados que podrían pagar algo por el futbolista. Al Zaragoza han llegado sondeos de ligas con poder adquisitivo pero con nulo atractivo deportivo para el jugador.

El_Zaragoza espera dar salida en los próximos días también a Diogo Verdasca. El club tenía un acuerdo cerrado para su traspaso al Universidad de Craiova rumano por 500.000 euros, pero el jugador no quiere salir del fútbol español y va a esperar una oferta en Primera o Segunda hasta final del mercado.

Etiquetas
Comentarios