Real Zaragoza

real zaragoza

Borussia Dortmund-Real Zaragoza, conexión 14 años después

La llegada mediática del japonés Kagawa en 2019 retrotrae la historia hasta el verano de 2005, cuando el club zaragocista fichó al internacional brasileño Ewerthon, otra estrella que también vino del club alemán.

Ewerthon (izda.) y Kagawa (dcha.), ambos con el Borussia Dortmund alemán antes de fichar por el Real Zaragoza, uno en 2005 y el otro en 2019.
Ewerthon (izda.) y Kagawa (dcha.), ambos con el Borussia Dortmund alemán antes de fichar por el Real Zaragoza, uno en 2005 y el otro en 2019.
HA/Twitter

Ciertamente, el primer vínculo histórico entre el Real Zaragoza y el Borussia Dortmund alemán data de 1992, hace casi 27 años, cuando el sorteo de la 3ª eliminatoria de la Copa de la UEFA de entonces los emparejó a mitad de la temporada 92-93. Los de Dortmund fueron mejores que aquel equipo del incipiente Víctor Fernández, ganaron 3-1 en la ida en el presionante Westfalenstadion (enormes recuerdos) que hizo que el 2-1 a favor del Zaragoza en La Romareda días más tarde se quedase corto. Era el año, precisamente, donde el equipo aragonés tenía como estrella mediática al alemán Andreas Brehme, campeón del mundo poco antes en Italia 90. 

Ya por entonces, el cuadro teutón de Dortmund empezaba a crecer camino de hacerse un grande de Europa, saliendo de una fase gris en el ámbito de la Bundesliga para, paso a paso, alcanzar el mismo rango que los Bayern Munich, Hamburgo, Colonia (estos dos, luego devaluados sobremanera) y superar en potencial al otro Borussia, el Moonchengladbach (de evocaciones míticas también en la historia europea del Real Zaragoza), que también bajó el pistón tras su brillo en los setenta y principios de los ochenta, o del Fortuna Dusseldorf, que brilló en el continente un tiempo con los hermanos Allofs y compañía al frente. Creció de la mano de otro equipo 'normalito' durante años que emergió con enorme potencia en Europa, caso del Bayer Leverkusen.

La llegada del japonés Shinji Kagawa al Real Zaragoza hace unas pocas horas, un bombazo mediático de primer orden en la capital aragonesa, en la Segunda División española y en el contexto general de la Liga de Fútbol Profesional, reactiva la memoria en lo referente a la conexión entre el Borussia Dortmund y el club zaragozano. Porque Kagawa viene de allí. Del emblemático club negro-amarillo de Renania del Norte-Westfalia. 

Y, su aterrizaje en Zaragoza el pasado fin de semana, además de aquel primer punto de unión de las historias del Borussia Dortmund y el Real Zaragoza mediante la Copa de la UEFA 1992-93, trae a primer plano la historia de otro antecedente, también con aires de grandeza respecto de la importancia de su protagonista, el que significó el fichaje por el club blanquillo del internacional brasileño Ewerthon Henrique de Souza. 

Ewerthon fue contratado por el Real Zaragoza desde el Borussia Dortmund en el verano de 2005, en los últimos tiempos de Alfonso Soláns Soláns al frente de la SAD. Un goleador implacable. Un delantero con garantía de efectividad que marcó goles en Primera formando dupla de oro con Diego Milito, jugó la última final de Copa (tras unas eliminatorias históricas, con la del 6-1 al Real Madrid como emblema máximo) y, tras una cesión extraña el año del descenso en 2008 (él no bajó a Segunda), tuvo que ser repescado para jugar anómalamente en la categoría de plata donde, con una cifra récord de 28 goles, fue clave para que el equipo de Marcelino García Toral retornase a Primera del tirón. 

Tras aquel negocio Zaragoza-Dortmund mediante la figura de Ewerthon, ahora, 14 años después, se repite la transacción y el trato entre ambas entidades con Kagawa como elemento conductor de la historia. Lo de Ewerthon, en líneas generales, le salió bien al Real Zaragoza. Muy bien en momentos puntuales de máxima necesidad y de máxima respuesta en el rendimiento goleador de la estrella brasileña. Ahora, en tiempos de mucha necesidad por el entorno zaragocista, estaría bien que lo de Kagawa se pareciera a aquello. 

Etiquetas
Comentarios