Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor: "Que las trompetas suenen más suaves, de la ilusión podemos pasar a ilusos"

El entrenador del Real Zaragoza analizó y valoró este martes la situación del presente tras la venta de Pep Biel al Copenhague y tras una semana de silencio y tensión interna desde su posición de técnico.

Víctor Fernández, en el transcurso de la rueda de prensa al mediodía de este martes.
Víctor Fernández, en el transcurso de la rueda de prensa al mediodía de este martes.
Aránzazu Navarro

Más de 30 minutos de rueda de prensa invirtió Víctor Fernández, el entrenador del Real Zaragoza, en poner al día sus vivencias de las 6 últimas jornadas al frente del vestuario blanquillo. En la previa del amistoso ante el Alavés, la presentación del equipo en La Romareda en el Trofeo Ciudad de Zaragoza-Memorial Carlos Lapetra de este verano, el técnico habló de todo menos de ese epígrafe, al que se le dedicó apenas 40 segundos al final.

Víctor Fernández, el día de Calahorra (bolo estival que tuvo lugar el pasado 31 de julio), ya dejó ver su enfado por el modo en el que se estaba llevando a cabo el traspaso de Pep Biel, rumbo a Dinamarca. Se le juntó el sentir en su coctelera con la vivencia de que una de sus máximas aspiraciones, Nolaskoain (jugador del Athletic de Bilbao), se empezó a desviar hacia La Coruña justo en aquellas horas del miércoles de la pasada semana. 

La cosa es que Víctor ha pasado unas fechas fastidiado. Muy tocado en su ánimo tras una pretemporada en la que se mostró feliz ("estoy encantado, y se me nota") dijo en Boltaña recientemente. Y, tras la digestión del problema y la medicina aplicada para calmar el espíritu, Fernández ha salido a la palestra a aclarar conceptos y evaluaciones. 

De entrada, como mensaje más contundente (de los varios que dejó públicamente), Víctor quiso rebajar de raíz cualquier expectativa de índole deportiva ante el inminente comienzo de la liga:

"La ilusion es libre. Pero tenemos que racionalizar esas ilusiones. Porque, si no, de la ilusión podemos pasar a ser unos ilusos", expresó con toda la intención.

Y prosiguió con ese razonamiento: "Tenemos una gran ilusión en la ciudad. Hay un entrenador con una gran ilusión y creo que la hay en todos los estamentos. Ahora bien, hay que racionalizar esa ilusión. El Consejo de Administración tiene dos grandes aspectos en los que actuar: el económico y el deportivo. En el asunto Biel, ha prevalecido el económico porque, en un ejercicio de responsabilidad, entienden que es mucho más importante la supervivencia del club (...) y que esto tenga mayor duración", dijo Víctor.

Una vez hecho el claro preámbulo, Víctor Fernández se fue a la moraleja: "Decisiones económicas de este calado, siempre, inevitable e inmediatamente, van a acabar con un debilitamiento de proyecto deportivo. Y esto es lo que ha ocurrido. Así de claro. La decisión sobre Biel deriva en un debilitamiento deportivo. Te estás desprendiendo de tus mejores jugadores. Ylo que hay que buscar es el equilibrio entre el tema económico y el deportivo", argumentó.

Para rematar esta explicación personal de su sentir íntimo, Víctor Fernández dejó una recomendación flotando en el medio ambiente zaragocista: "Yo creo que, en esta ciudad, necesitamos bajar un poco el volumen del altavoz. Hay que bajar un poco el ruido. Que las trompetas suenen un poco más suaves. Que ya tendremos tiempo de que suenen mucho más fuertes. Hay que liberar a un grupo de futbolistas fantástico de una presión innecesaria e injusta (la del ascenso)", concluyó.

Etiquetas
Comentarios