Real Zaragoza

real zaragoza

Grippo no se alista para el inicio de la liga: "Me queda aún mucho trabajo por delante"

El central suizo del Real Zaragoza, que volvió a jugar el sábado en Tarragona después de 9 meses de baja por la rotura de la rodilla derecha, tardará un tiempo prudencial en estar apto para entrar en el equipo.

Grippo, el pasado sábado en el Nou Estadi de Tarragona, donde reapareció 9 meses después de haberse roto la rodilla derecha.
Grippo, el pasado sábado en el Nou Estadi de Tarragona, donde reapareció 9 meses después de haberse roto la rodilla derecha.
Daniel Marzo

Simone Grippo está de vuelta... pero con mucha calma y sin prisas. "Este fin de semana, en Tarragona, di el primer paso. Un paso importante, pero aún me queda mucho trabajo por delante después de 9 meses. Por volver a jugar un partido no puedes decir 'ya está', me falta todavía", admitió el defensa central suizo del Real Zaragoza, que viene de estar 9 meses parado y de baja forzosa tras la grave lesión de rodilla que sufrió a principios de noviembre en el partido ante el Granada en La Romareda al inicio de la pasada liga.

Grippo no va a llegar a tiempo de estar apto, al cien por cien, a la nueva temporada oficial. Así que, pese a que los síntomas y las sensaciones son positivas, le va a faltar tiempo para ser uno más el día 17 ante el Tenerife en el estadio municipal, cuando el nuevo torneo dé inicio. "Necesito minutos para coger ritmo y más confianza. Espero estar mejor cuando empecemos la liga, pero sé que me falta aún mucho por hacer. Veremos como transcurre el día a día", respondió el helvético a la pregunta de sí llegará a punto para la primera convocatoria de Víctor Fernández del nuevo curso, algo que acontecerá en apenas 10 días.

Grippo no ha tenido una fase de recuperación plácida, aunque todo, en líneas generales, ha discurrido por los cauces de la normalidad en estos casos. En un momento de su proceso, el suizo sufrió un leve problema que ralentizó la cronología médica. "Después de la operación, los médicos establecieron entre 6 y 9 meses la recuperación. Los nuevos estudios que me hicieron dijeron que mejor que fuesen 9 que 6. He planificado todo con este tiempo previsto, con algún problema durante la rehabilitación que te hace tener tus pensamientos", reconoció Simone. 

En Tarragona, el pasado sábado, Víctor Fernández lo puso de titular, junto a Atienza, en el amistoso ante el Nástic. Jugó la primera parte, sus 45 minutos de enganche con el fútbol de verdad, tras infinitas horas de gimnasio, mesa de fisioterapia y ejercicios a solas en casa. "En cuanto empezó el partido, fue importante que enseguida me olvidé de la rodilla. A eso fui. Y eso es buena señal. Ahora, insisto, me toca coger ritmo y, para eso, debo jugar muchos minutos para estar a tope lo antes posible", remató su análisis personal en un momento crucial de su carrera, ya con 30 años y debiendo superar una dolencia tan delicada. 

En principio, sin presiones temporales de por medio, Víctor Fernández sabe que no podrá contar con Grippo en perfecto estado de revista hasta pasadas unas semanas. Tal vez, cuando empiece septiembre y la liga ya lleve 3 o 4 jornadas como mínimo.

Etiquetas
Comentarios