Real Zaragoza

real zaragoza

Soro: "Mi premisa fue seguir aquí"

Alberto Soro, recién traspasado al Real Madrid, valora su venta y sus expectativas de futuro.

Alberto Soro, en el partido jugado contra el Boltaña
Alberto Soro, en el partido jugado contra el Boltaña
Daniel Marzo

Alberto Soro vive un verano de sensaciones contrapuestas, desiguales. Una ajetreo emocional que solo una inusitada madurez a los 20 años ha podido enfriar y atemperar. El Real Madrid llamó a su puerta y a la del Real Zaragoza y, de pronto, el joven chaval de Ejea de los Caballeros se vio en el epicentro de las urgencias económicas y la debilidad negociadora del club aragonés. Apenas podía sujetar su futuro… salvo por un cabo: si fichaba por el Real Madrid, era para quedarse en el Real Zaragoza, paradoja fundacional de Jesús Vallejo, quien sentó las bases de este tipo de operaciones de emergencia monetaria y pérdida deportiva con el Madrid como comprador y pagador. "Mi primera premisa es que yo quería seguir en el Zaragoza porque llevo aquí toda mi vida. Además, la pasada temporada no fue fuera y quiero resarcirme. Siempre es importante continuar en casa", explicó Soro. 

Para el mediapunta, vendido por 2,5 millones de euros más variables, nada cambia en el día a día. No mira más allá aún de la camiseta del Real Zaragoza. Ya no pertenece al club que lo ha formado ha firmado un contrato con otro equipo, es un figura a préstamo, con el futuro lejos de La Romareda, cuyo crecimiento en los próximos meses, si se da, no lo disfrutará a medio y largo plazo el club aragonés. Sin embargo, Soro no cree que su papel varíe. "Más allá de fichar por el Real Madrid, yo ahora formo parte del Real Zaragoza y a partir de ahí voy a intentar seguir dándolo todo como todos estos años que sigo aquí. Sí que es una alegría que alguien como el Real Madrid se interese por ti, pero ahora estoy aquí que era lo que yo quería, seguir este año en el Real Zaragoza. Siento que puedo ayudar al equipo y al club a estar donde se merece", aseguró Soro, a quien su personalidad le ha ayudado a gestionar este verano tan agitado en lo personal y le permite, además, asumir con naturaleza y normalidad lo que le viene. "Pienso que la vida está llena de retos. A veces no sabes cuándo te pueden llegar. Lo importante es tener la cabeza fría y pensar en positivo. Por una parte es un sueño y por otra no porque yo voy a intentar hacer lo que estoy haciendo ahora. Estoy centrado en conseguir el objetivo del Real Zaragoza. Esperemos lograrlo este año", apuntó. "Yo estaba tranquilo, sabía lo que quería. Luego hubo que llegar a un acuerdo entre todas las partes para buscar lo mejor para todos", remarcó.

Todo ha ido muy rápido con Soro: juvenil, circunstancial papel en el filial, salto inmediato al primer equipo, una pretemporada deslumbrante con Idiakez, la crisis del equipo, sus altibajos, el traspaso al Madrid… En un año lo ha vivido casi todo y a toda velocidad. "En el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar. Hace 10 años salía de mi casa como un niño con una ilusión enorme por jugar al fútbol. Después, hace un año formaba parte del Deportivo Aragón y ahora estoy en esta situación. Yo voy a intentar jugar al fútbol, hacerlo lo mejor posible y dar todo por esta camiseta. El Real Zaragoza es un club grande y cada persona que viste esta camiseta tiene que dar el máximo", señaló.

Pasada la página de su venta, ahora Soro tiene clara la meta. "Partimos con una ventaja y es que la mayoría nos conocemos de la temporada pasada. Los fichajes que han venido son muy buena gente y se han adaptado al equipo perfectamente. Yo creo que estamos haciendo una buena pretemporada tanto en resultados como en juego", aseveró. La fórmula de Víctor Fernández encaja plenamente en su botas de seda. "La idea es la misma pero tenemos que ser más contundentes en ambas áreas, saber qué hacer en cada momento y ser un equipo. El año pasado nos faltó el último pase y ahora con los fichajes debemos finalizar las jugadas más rápido", abundó Soro.

Etiquetas
Comentarios