Real Zaragoza

real zaragoza

Guitián y su 'Tour' particular en bicicleta estática

El central zaragocista, operado de apendicitis en sus vacaciones en Palma de Mallorca el pasado día 2, trabaja largos minutos al día en este aparato ciclista, llevado a Boltaña para que el cántabro termine su recuperación.

Alberto Guitián, junto con el doctor Ireneo de los Mártires, en la bicicleta estática que el central utiliza para mantener el tono muscular mientras se recupera de una operación de apendicitis.
Alberto Guitián, junto con el doctor Ireneo de los Mártires, en la bicicleta estática que el central utiliza para mantener el tono muscular mientras se recupera de una operación de apendicitis.
José Vidal

Alberto Guitián no corre el Tour de Francia, prueba que coincide siempre con la pretemporada zaragocista en Boltaña (Huesca), pero una parte importante de sus ejercicios físicos son idénticos a los que desarrollan los ciclistas en las carreteras del vecino país galo, al otro lado de las cumbres del Sobrarbe. El central cántabro, tocado por la mala suerte al inicio del verano al tener que ser operado de urgencia de una apendicitis mientras descansaba con su familia en Palma de Mallorca (el caso ocurrió el pasado día 2 de julio), va a perderse por fuerza la primera fase de la precampaña, los primeros entrenamientos y los primeros amistosos de preparación táctica. 

Pero el apartado físico va a mantenerlo muy próximo a la excelencia a través de diferentes ejercicios tutelados por los fisioterapeutas y el médico. Y, dentro del catálogo, el pedaleo fuerte y constante en una bicicleta estática forma parte de las piezas primordiales para que el defensor blanquillo no pierda el tono muscular. El aparato ha sido llevado ex profeso hasta Boltaña para el uso de Guitián, que pasa largos minutos cada día subido al sillín y haciendo kilómetros invisibles al más puro estilo de los Landa, Quintana y compañía al otro lado de los Pirineos. 

En la tarde de este martes, la bici estática de Guitián fue lo más llamativo en el aterrizaje del equipo en la localidad boltañesa. Mientras sus compañeros jugaban al fútbol sobre la hierba, el de Los Corrales de Buelna, delante de los vestuarios del campo de Villaboya, se marcaba su particular etapa rompepiernas ante la atenta mirada del doctor Ireneo de los Mártires y, después, del recuperado Míchel Román. 

El futbolista tiene una marca en el calendario para volver a la dinámica del fútbol puro, a tocar el balón y a coger ritmo para empezar a jugar partidos: el 1 de agosto. Cuando el calendario cambie de hoja, momento en el que se cumplirán 4 semanas de rehabilitación tras la cirugía en la zona abdominal-inguinal, Guitián tiene previsto entrar ya en danza con el resto de la plantilla para intentar llegar apto a la jornada inaugural de la liga, el 17 de agosto (sábado) en La Romareda ante el Tenerife.

Etiquetas
Comentarios