Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza ya carbura a las órdenes de Víctor Fernández

La plantilla del equipo aragonés inicia la pretemporada con el primer entrenamiento, marcado por el calor

Primer entrenamiento de la pretemporada del Real Zaragoza
Primer entrenamiento de la pretemporada del Real Zaragoza
FRANCISCO JIMENEZ

El Zaragoza de Víctor Fernández ya tiene los motores en combustión. La Ciudad Deportiva fue ayer el epicentro, por fin, del club aragonés, después de varias semanas de descanso, viajes, vacaciones, negociaciones… El balón ya es el protagonista. Rueda y corre a las órdenes de Víctor Fernández, vértice de referencia del nuevo Zaragoza, quien, apoyado en sus ayudantes Javier Chocarro, José Luis Rodríguez Loreto y Roberto Cabellud, comenzó a dar las primeras instrucciones y fijar los primeros criterios de lo que será su idea de juego.

El primer entrenamiento de la pretemporada, a puerta abierta, bajo la atenta mirada de unos 200 aficionados, fue el epílogo a una jornada intensa y adscrita a lo que suele ser el primer día de trabajo de un equipo profesional. Por la mañana, los futbolistas del Real Zaragoza completaron varias analíticas, exámenes médicos, mediciones antropométricas… Las pruebas habituales para obtener los parámetros fisiológicos y físicos de toda la plantilla, así como los valores de salud que serán la referencia en los próximos meses de trabajo y entrenamiento.

Luego, por la tarde, desde las 19.00, los futbolistas pasaron al campo de fútbol de la Ciudad Deportivo y comenzaron a recibir las primeras líneas de la doctrina de Víctor Fernández. Fue una sesión amena, con ejercicios de activación, rondos de ocho futbolistas y tareas de circulación de la pelota a tres toques.

Antes de la sesión, el presidente Christian Lapetra, acompañado del vicepresidente, Fernando Sainz de Varanda y el director deportivo Lalo Arantegui, dio la bienvenida a la plantilla y le deseó fortuna de cara a la próxima campaña.

Durante el entrenamiento, lo más llamativo fue la presencia de Simone Grippo, quien participó junto a sus compañeros y dejó buenas sensaciones aunque se le va a ir dosificando poco a poco en estos primeros días. También destacó Enrique Clemente, salido de una lesión con otro aspecto físico, más fuerte, con una clara ganancia muscular. Las únicas ausencias fueron Guitián, recién operado de apendicitis, y Alberto Zapater, en la recta final de la recuperación de sus problemas de rodilla. Completó el grupo ayer, como único jugador del filial, el delantero Marcos Baselga.

Así, con Guitián y Zapater al margen, estuvieron a las órdenes de Víctor Fernández los porteros Cristian Álvarez, Álvaro Ratón y Sergio García ‘Paisa’, los defensas Delmás, Verdasca, Atienza, Álex Muñoz, Grippo, Enrique Clemente, Lasure y Carlos Nieto, los centrocampistas Eguaras, Javi Ros, Guti, James Igbekeme y Bikoro, los mediapuntas y extremos Papunashvili, Pep Biel, Álex Blanco, Jorge Pombo y Alberto Soro, y los delanteros Linares, Luis Suárez y Marcos Baselga.

La sesión de trabajo estuvo marcada por el fuerte calor que caía a plomo sobre la Ciudad Deportiva. Entre 37 y 38 grados marcaba el mercurio a las 19.30 de la tarde, un ambiente sofocante que obligó a los jugadores a hidratarse continuamente y extremar las precauciones ante las altas temperaturas de la tarde zaragozana.

Etiquetas
Comentarios