Real Zaragoza

real zaragoza

Asciende el Fuenlabrada, otro rival novel de Madrid para el Real Zaragoza

El equipo fuenlabreño debutará en Segunda División el año que viene tras superar este domingo al Recreativo de Huelva en la Promoción de campeones: Empató 1-1 en el Colombino, tras haber vencido 3-0 en la ida.

Once inicial del Fuenlabrada FC, este domingo en el Colombino de Huelva, donde han hecho historia ascendiendo por primera vez al fútbol profesional, a la Segunda División.
Once inicial del Fuenlabrada FC, este domingo en el Colombino de Huelva, donde han hecho historia ascendiendo por primera vez al fútbol profesional, a la Segunda División.
Fuenlabrada FC Twitter

El Fuenlabrada FC, será el siguiente equipo equipo novel de la periferia de Madrid que jugará en Segunda División. El club azulón ascendió este domingo al eliminar en la Promoción de campeones al histórico Recreativo de Huelva. Empató 1-1 en el Colombino, después de haber ganado en la ida por 3-0 en campo madrileño.

Fuenlabrada es un nuevo enclave del sur de la capital de España que se cuela en el día a día del fútbol de élite español. La localidad fuenlabreña, un paradigma más de ciudad-dormitorio de la gran urbe, tiene un censo de 195.000 habitantes. Curiosamente, linda en sus límites municipales con Getafe, Leganés y Alcorcón, tres de los lugares que, paso a paso, se han ido haciendo grandes en la historia del fútbol de España en los últimos años, lustros. 

A expensas de ver qué sucede con el Rayo Majadahonda, que está al borde de poder descender a Segunda B y, si así fuera, no ser capaz de conservar la categoría de plata que alcanzó novedosamente hace un año, el Fuenlabrada viene a aumentar el potencial del fútbol madrileño en esta época inicial del siglo XXI, un hecho sin precedentes.

Viste exactamente igual que sus vecinos getafenses: todo de azul. Es un club muy moderno en su fundación, pues data de 1975, cuando las afueras de Madrid eran aún un cúmulo de terrenos yermos, de solares y monte, de un urbanismo de suburbio, nada que ver con lo que es el cinturón de la metrópolis en puertas de 2020. Su origen vino con una fusión de dos clubes que, entonces, pululaban por la Regional y la Preferente madrileñas: el San Esteban y la AD Fuenlabrada. Su campo, de tierra pura y dura, se llamaba La Aldehuela. Un modesto feudo con aires de barrio, que ha sufrido una metamorfosis brutal en las últimas décadas.. 

Ahora eso es historia. Debutó en Tercera División en 1985. Y logró asomarse a Segunda B por primera vez en 1993. Con diversas fases, de subidas y bajadas entre ambas categorías, sin demasiadas aspiraciones de grandeza, en 2011, hace solo 8 años, estrenaron nuevo campo de fútbol.

El Fuenlabrada CF disputa sus partidos en un estadio llamado Fernando Torres, en honor a un fuenlabreño de oro, el campeón de La Roja, el delantero santo y seña del Atlético de Madrid, aún en activo. Tiene 4.600 butacas de aforo y es de césped natural. Las tribunas de los fondos son de mecano, supletorias, capaces de hacerse más grandes, como en la eliminatoria de Copa ante el Real Madrid de la temporada pasada, cuando lograron aumentar la capacidad hasta los casi 8.000 espectadores.

Nunca el Real Zaragoza jugó contra el Fuenlabrada. Como hasta esta época moderna, en los 6 años seguidos en Segunda (que serán 7 a partir de agosto), tampoco lo había hecho contra el Alcorcón, el RM Castilla o el Majadahonda. Y como, hasta hace relativamente poco tiempo, tampoco asomaron en el historial zaragocista duelos de liga ante Leganés o Getafe.

Para los clásicos, ir a jugar a Madrid en el ámbito profesional (Primera y Segunda) se circunscribió durante décadas y décadas a hablar del Real Madrid, el Atlético de Madrid y, de vez en cuando, el Rayo Vallecano. Ahora, en la época euro, en la España del XXI, este panorama ha cambiado de raíz. Y Madrid se ha convertido en el foco de germinación de la mayor parte de los clubes debutantes. La masa poblacional, el flujo financiero, el polo de atracción de la capitalidad del país está convirtiendo al 'distrito' madrileño en un Londres, un Buenos Aires, un Río de Janeiro en términos futbolísticos, con numerosos clubes satélites de los grandes de siempre, que viven a su estela.

Fuenlabrada, el año que viene, será un nuevo caso con el que, por su ubicación contra natura en Segunda División, volverá a toparse el Real Zaragoza. Otro espacio a descubrir. Otro rival que sonará raro cuando venga por primera vez a La Romareda. Cosas del fútbol moderno.

Etiquetas
Comentarios