Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor quiere "cambiar brutalmente la estructura física del equipo"

El entrenador del Real Zaragoza, con el director deportivo, Lalo Arantegui, sentado a su izquierda, habló de "cambiar el perfil del equipo" en una "evolución más agresiva en la idea de juego".

Víctor Fernández, al finalizar su rueda de prensa de este viernes, junto al presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, y el director deportivo, Lalo Arantegui.
Víctor Fernández, al finalizar su rueda de prensa de este viernes, junto al presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, y el director deportivo, Lalo Arantegui.
Oliver Duch

Víctor Fernández ha renovado su compromiso con el Real Zaragoza y será el entrenador del equipo en el proyecto de la temporada que viene, la 2019-20. Para que esto haya sido así, tal y como ya adelantó el preparador aragonés hace una semana en un breve listado de condiciones por su parte en la negociación mantenida con los responsables de la SAD, es necesario admitir su participación directa en la manufactura de la plantilla que competirá por séptimo año consecutivo en la Segunda División. Y en la rueda de prensa de este viernes, en la que se hizo oficial su continuidad, Víctor dejó patentes algunas de las cuestiones de índole deportiva que él considera indiscutibles, indispensables, obligatorias, para que todo emboque por el buen camino en ese terreno futbolístico, justo donde este año que termina el plan del club ha descarrilado.

"Creo que tenemos que cambiar brutalmente la estructura física del equipo. Tenemos que ir por otro camino, clarísimamente", dijo de manera contundente, con el director deportivo, Lalo Arantegui, sentado a su izquierda en el estrado de La Romareda.

"Hay que buscar un equilibrio que nos permita competir con más garantías. No vamos a abandonar la idea... la dirección deportiva no va a abandonar la idea de buscar jugadores con buen pie, con fútbol combinativo, porque eso es lo que yo he defendido toda mi vida y lo hemos demostrado en estos 5 meses últimos. Pero necesitamos otras cosas", prosiguió Víctor Fernández en su repertorio de mensajes contundentes en el apartado deportivo.

"Evidentemente, necesitamos algo que nos ayude a dar ese salto cualitativo para poder competir con los mejores de la categoría. Necesitamos cambiar la estructura", reiteró el técnico del barrio Oliver con énfasis, para dejar claro que el plan de equipo con el que el Real Zaragoza ha acometido este año la liga se encuentra muy alejado de lo que, a su juicio, es perentorio y recomendable en Segunda División para aspirar al ascenso.

"No voy a hablar de revolución. Sí de una evolución más agresiva de nuestra idea de juego. Hay que ayudar a la reconstrucción del grupo con incorporaciones. La dirección deportiva está trabajando con ahínco para encontrar e incorporar a esos jugadores. Y, también, habrá que tener paciencia", abundó aún más Víctor Fernández en el fondo de sus intenciones.

El veterano entrenador zaragozano se apuntó lo de la 'paciencia' para sí mismo. Y lo explicó, vinculándolo a la tarea que les aguarda a Lalo Arantegui y José Mari Barba, los titulares del área deportiva, de acuerdo a todas estas peticiones supremas y de máximo rango que Víctor Fernández ha dejado en su buzón, con sello de urgencia y acuse de recibo. "Digo que hay que tener paciencia porque yo no me sé manejar en este mercado. Ni es mi cometido. Y a mí, como entrenador, lógicamente me gustaría que la primera semana de entrenamientos (en julio), ya tuviera a toda la plantilla. Pero no va a ser así. En Segunda hay unos tiempos, y hay jugadores que quieren jugar en Primera y hay que esperarles, por lo que es necesario valorar esos tiempos de espera... son muchas cosas", añadió a sus previsiones, a bote pronto.

"Hay que tener mucha paciencia, porque este es un trabajo común. De todos", dijo como corolario a este tramo de su comparecencia ante los periodistas, dejando de manifiesto su implicación directa, en posición prevalente, en la nueva composición del vestuario del Real Zaragoza. 

Etiquetas
Comentarios