Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor Fernández: "Me dejo llevar por el corazón y... que sea lo que Dios quiera"

El entrenador del Real Zaragoza subraya que su cambio de opinión y su continuidad en el proyecto del año que viene se sustenta en "una cuestión sentimental".

El entrenador del Real Zaragoza subraya que su cambio de opinión y su continuidad en el proyecto del año que viene se sustenta en "una cuestión sentimental".

"Para mí, iba a ser muy difícil justificar el sí. Pero, también, creo que iba a ser muy difícil justificar el no. Entonces, me dejo llevar por el corazón y... que sea lo que Dios quiera"Víctor Fernández oficializó este viernes 31 de mayo, a primera hora de la tarde, su continuidad en el Real Zaragoza de cara a la próxima temporada, la 2019-20. El técnico aragonés, que durante varios meses, desde su aterrizaje de urgencia en diciembre, vino reiterando su intención de marcharse nada más acabara la actual campaña con el objetivo de la permanencia en la categoría consumado, explicó de entrada su cambio de parecer tan radical.

"El cambio de opinión obedece, única y exclusivamente, a una cuestión sentimental. Una vez más, me puede el corazón, me puede mi identificación con este club, con esta tierra. Uno no puede ser insensible a todo lo que ha ocurrido en las últimas semanas, en los últimos días. Estoy muy feliz de que se me haya dado esta oportunidad de poder luchar por el objetivo que todos deseamos", comenzó diciendo Fernández, sin nombrar en ningún momento la palabra tabú, 'ascenso'.

El técnico zaragozano, una vez aclarada su mutación de parecer respecto de seguir o no en el Real Zaragoza que se avecina para el que va a ser séptimo año consecutivo en Segunda División, dijo ser en estos momentos "una persona pletórica que a partir de ahora pensará con la razón, con inteligencia, para aportar y colaborar en este reto, en este desafío, convencido de sacarlo adelante".

Víctor reiteró que, durante meses, tuvo "muy clara la idea de que no seguía, era un pensamiento muy racional, no tenía pensado seguir". Fue el preámbulo para reiterar que "a veces, los acontecimientos llevan a desembocar en este cambio de posturas". Fernández quiso abundar en motivos para fundamentar su viraje: "Hay cosas que me molestan mucho del entorno. Esos que dicen que 'al Zaragoza solo le queda el escudo y la camiseta' (en referencia a Agustín Lasaosa, el presidente de la SD Huesca, ahora metido en el lío del caso Oikos vinculado a las apuestas y los amaños de partidos, que dijo esa frase en un programa radiofónico de ámbito nacional hace un par de semanas)... No es así. Al Real Zaragoza le queda el corazón. Y ese corazón es el que nos va a empujar a conseguir el objetivo. Y yo, ahí, creo que debo estar", añadió. 

El preparador del barrio Oliver aún espetó otra razón para su giro de opinión respecto de su continuidad en el club. "Yo no me bajo de un barco que parece que tiene muchos agujeros y que parece que no va a llegar a puerto. Yo no creo que tenga muchos agujeros. La idea del éxito tiene que ser obsesiva, el objetivo (leído entre líneas, el ascenso a Primera) tiene que ser algo obsesivo. Para eso, hay que tener la energía muy controlada, el pensamiento muy compartido. Me veo con fuerzas, con mucha ilusión para poder canalizar todo esto", apostilló Fernández. 

Etiquetas
Comentarios