Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Se va un jugador carismático, nace un nuevo agente de futbolistas

Toquero anuncia, en su adiós a los terrenos de juego a causa de una grave lesión de rodilla, que a partir de ahora se convierte en representante, la profesión con más proliferación en la última década.

Toquero y el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, que le entregó un cuadro-fotografía de recuerdo, con la celebración de uno de los goles que anotó el delantero vasco el año pasado, el único que ha podido jugar como zaragocista.
Toquero y el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, que le entregó un cuadro-fotografía de recuerdo, con la celebración de uno de los goles que anotó el delantero vasco el año pasado, el único que ha podido jugar como zaragocista.
Oliver Duch

Se va un jugador carismático, nace un nuevo agente de futbolistas. Se llama Gaizka Toquero. Es de Vitoria y acaba de dejar el fútbol en Zaragoza a los 34 años como consecuencia de una grave lesión de rodilla. El delantero vasco anunció, en su adiós a los terrenos de juego que, a partir de ahora se convierte en representante, la profesión con más proliferación en la última década en el mundillo del balompié español.

"Tengo en la mente mi futuro, quiero ser agente de futbolistas. Porque quiero seguir vinculado al fútbol y es una forma de ver este mundo desde otro punto de vista y no estar con la presión que tienes sobre cada partido, cada semana, de si ganas, si pierdes, si subes, si no subes. Quiero dejar al margen esa presión, que ya la he vivido bastante en mi vida, y ahora a ver el fútbol desde otro punto de vista", indicó Toquero cuando se le preguntó por su dedicación inmediata a partir de estos momentos. 

El delantero vasco cambiará el césped por los despachos. Las camisetas y pantalones cortos por los trajes y americanas. Los goles por las firmas. Las primas por las comisiones. El ser representado a ser apoderado y representante. De oler a hierba recién cortada a sentir el aroma de los puros en los palcos de los estadios. 

Para que este tránsito haya tenido lugar, Toquero ha debido atravesar un calvario de temporada, su segunda en el Real Zaragoza, en la que en ningún momento pudo vestirse de corto ni jugar un solo minuto. "Ha sido un año muy difícil para mí. Cuando me operé (en junio) pensaba estar de baja mes o mes y medio solamente. Cuando el doctor vino y me dijo que tenía una lesión muy grave en la rodilla, con úlceras en el fémur y en la tibia y que no iba a ser tan fácil como esperaba, aún creía que sería posible seguir jugando al fútbol, pero ya empecé a ser consciente de la mala impresión que nos llevamos", recordó con tristeza.

Después de presentarse con muletas a la pretemporada del equipo en julio, hubo unos meses en los que Toquero aún trabajó con idea de volver al equipo. Se le vio, incluso, un par de semanas incorporado al grupo en los entrenamientos, allá por octubre. "Intenté, gracias a los médicos y recuperadores del club, regresar lo antes posible. Pero, cuando ya llevaba 5 meses de rehabilitación, al intentar hacer giros y frenada, ahí me dí cuenta de que algo iba mal. Me hice un edema óseo en la zona, una avería bastante grande otra vez. Y ahí me dijeron los especialistas que iba a ser difícil jugar. La decisión de abandonar el fútbol la he tomado hace muy pocas semanas, cuando no me han dado ninguna solución al problema que tengo en la rodilla", añadió en su retrospectiva. 

"El final de mi carrera no me gusta. Querría, como todo jugador, haberme despedido jugando en un campo de fútbol. Me ha tocado así y las cosas llegan como llegan. He disfrutado mucho del fútbol y me siento muy querido en Bilbao, en Vitoria y, por supuesto, aquí en Zaragoza", apostilló Gaizka Toquero. Desde este 30 de mayo de 2019, agente Toquero.

Etiquetas
Comentarios