Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza 

Entre Víctor y Djukic

El entrenador serbio sigue siendo la alternativa mejor colocada para relevar al técnico aragonés si éste desestima la propuesta de continuidad del Real Zaragoza

DEPORTES. Ciudad Deportiva. Entrenamiento Real Zaragoza / 01-03-2019 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Víctor Fernández divisa el entrenamiento.
Guillermo Mestre

¿Quién entrenará al Real Zaragoza la próxima temporada? Esta cuestión envuelve la actualidad del club aragonés. Un día a día algo relajado desde el punto de vista competitivo una vez conseguida la permanencia y en el que la figura del próximo técnico ocupa los debates, reflexiones, conversaciones y análisis. Ahora mismo, el banquillo del Real Zaragoza pasa por dos nombres: Víctor Fernández y Miroslav Djukic. El primero es la apuesta de continuidad de la dirección deportiva, un vía legitimada por los resultados desde diciembre (con una puntuación cercana a la proyección del ‘play off y el rescate del equipo de su delicada posición invernal) y por la aclamación popular (un sector importante de La Romareda pidió a Víctor que siguiera y un segmento importante del zaragocismo respalda al técnico). Víctor, sin embargo, no lo tiene aún claro y mantiene el suspense en torno a su figura. Debe responder de forma inminente a la propuesta ofrecida por el Real Zaragoza para continuar al frente del equipo durante la próxima temporada. De momento, la incertidumbre se mantiene.

En previsión de lo que suceda con Víctor Fernández, el club aragonés ha trabajado en posibles alternativas. Lo hizo desde el momento en el que entrenador del barrio Oliver autorizó a los responsables del club a buscarle un relevo. Hace alrededor de un mes, desestimó la propuesta de continuidad presentada, manteniéndose firme en su postura de no estirar esta etapa en el banquillo más allá del 9 de junio, fecha del final de la temporada. Víctor insistió en su discurso inicial de cumplir el reto de la permanencia y marcharse. Llegado ese punto, el Zaragoza activó la búsqueda de un nuevo entrenador. Gestiones que desembocaron en el favoritismo de Miroslav Djukic, a día de hoy la alternativa mejor colocada para recoger el testigo de Víctor Fernández si finalmente no acepta seguir. La opción del entrenador serbio se destacó sobre la representada por Aritz López Garai, ahora en el Numancia, y otras alternativas con menos peso en el marco de selección fijado por el Real Zaragoza. A la espera de la respuesta de Víctor Fernández, quedaría, así, Djukic, como baza preferente y aventajada en el camino hacia el banquillo de La Romareda.

El entrenador serbio ha dirigido en España a diferentes equipos: Valencia, Valladolid, Córdoba y Hércules. En su país, Serbia, ha dirigido a la selección sub-21 y también a la selección absoluta. Su papel más destacado lo firmó en Valladolid, conjunto al que ascendió a Primera División en plena sacudida del concurso de acreedores y de problemas económicos y al que, una temporada más, sujetó en la máxima categoría con un fútbol fresco y llamativo. Eso le abrió las puertas del Valencia, un salto a la siempre complicada plaza de Mestalla que duró solo unos meses.

Aquel Valladolid expresó el modelo de Djukic como no harían luego el Valencia o el Córdoba, al que no pudo salvar del descenso en 2015, su última etapa en España. Su Valladolid se distinguió por su juego atrevido, dominante, de trazos asociativos, largos laterales, centrales con sentido creativo y extremos a pierna cambiada (Omar y Ebert). El exzaragocista Óscar González y el mediocentro Víctor Pérez representaban los dos polos magnéticos de su juego. Un estilo basado en la creación de superioridades posicionales en zonas interiores y en la posesión defensiva: el Valladolid, durante ese curso de fútbol atractivo, se ganó el derecho a revelación de la liga.

Ese buen papel le abrió la puerta del Valencia, donde apenas duró un cuarto de temporada, incapaz de que una plantilla de mayor tamaño en calidad, cantidad, egos y prestigio aceptara su metodología y su mensaje. A la temporada siguiente (2014-2015), le contrató el Córdoba en otoño como relevo del Chapi Ferrer. Llegó a sacarlo de posiciones de descenso, pero una nueva mala racha, ya en la segunda vuelta, le liquidó. Djukic suele apostar por el 4-2-3-1 como sistema de cabecera, aunque con los extremos con comportamiento interior, y también por el 4-4-2.

En los últimos meses, se le ha relacionado con el Deportivo, después del despido de Natxo González, con el Málaga, en las horas posteriores a la destitución de Muñiz...

Así, Djukic quedaría a la espera de Víctor Fernández. De que el técnico aragonés responda esta semana o alargue unos días más su decisión, quizá hasta justo después de un último baño de masas en La Romareda el próximo domingo en el partido contra el Numancia.

Etiquetas
Comentarios